Paterna acepta el bus guiado si se convierte en metro

Alcaldes y Conselleria pactarán el trazado en la CV-35

MOISÉS RODRÍGUEZ| VALENCIA

Fumata blanca... de momento. Los alcaldes de Camp de Túria aceptaron ayer la propuesta de la Conselleria de Infraestructuras de habilitar en paralelo a la CV-35 un autobús guiado, frente al metro que proponían los Ayuntamientos. Eso sí, el ente autonómico se comprometió, según fuentes municipales, a que la instalación esté preparada para convertirse en ferrocarril "cuando la demanda lo requiera". De esta forma se vería cumplida la demanda de los municipios de habilitar un medio de transporte público en la autovía que una Valencia con el futuro hospital comarcal de Llíria.

El acuerdo llegó ayer en una reunión entre el conseller de Infraestructuras, Mario Flores y los alcaldes del PP afectados. Al encuentro acudieron las primeras autoridades de Llíria (Manuel Izquierdo), Benisanó (Isabel Castellano), la Pobla de Vallbona (Mari Carmen Contelles), San Antonio de Benagéber (Eugenio Cañizares, y Paterna (Lorenzo Agustí), que pese a que es de l'Horta está afectado por la iniciativa. Faltó representación de l'Eliana, regida por el socialista José María Ángel.

Los asistentes a la reunión acordaron volver a fijar un encuentro tras el verano para determinar el trazado. Los alcaldes se han apuntado su primer tanto, ya que Infraestructuras no tenía en principio previsto que el servicio llegase hasta el futuro hospital.

Fotos

Vídeos