Saltar Menú de navegación
Hemeroteca |
RSS | ed. impresa | Regístrate | Miércoles, 22 octubre 2014

La Safor

Estás en: Las Provincias > Local > La Safor
La Safor
Carpema y Chova presentan concurso de acreedores y proponen 140 despidos
La empresa tiene activos por valor de 30 millones y adeuda 16,5, por lo que pretende quedarse con la mitad de la plantilla
09.05.08 -

Cerrar Envía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

Nombre Email remitente
Para Email destinatario
Borrar    Enviar

Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

Nombre* Email*
* campo obligatorioBorrar    Enviar
Carpema y Chova presentan concurso de acreedores y proponen 140 despidos
Un operario de una de las empresas del Grupo Chova.
La desaceleración que vive el sector de la construcción empieza a salpicar a la industria de la Safor. Las primeras afectadas en la comarca son las empresas Carpema y Puertas Chova, del Grupo Chova, ubicadas en Bellreguard y Almoines respectivamente. En ellas los directivos pretenden despedir a 140 empleados, exactamente la mitad de la plantilla, con el objetivo de recortar costes y sanear el grupo.

El grupo ha presentado un proceso de acreedores voluntario que la mercantil solicitó al Juzgado numero dos de lo Mercantil de Valencia. Esta institución, tras estudiar la petición y el plan de viabilidad adjunto, dio el visto bueno el 29 de abril. Grupo Chova ha optado por este sistema voluntario "ante una falta de liquidez que le impide cumplir con sus compromisos económicos", aseguraron en un comunicado.

Y es que el grupo, tal y como informaron a LAS PROVINCIAS fuentes de la empresa, dispone de más de 30 millones de euros en bienes inmuebles y en derechos de cobro, es decir facturas pendientes de percibir, pero carece de dinero en efectivo para hacer frente a los 16,5 millones que adeuda.

Desde el grupo informaron que esa falta de liquidez les ha obligado a solicitar el concurso de acreedores: "En cumplimiento de las obligaciones legales y con el fin de buscar la mejor solución posible para las dificultades a la hora de hacer frente a los pagos", afirman.

Asimismo, añadieron que se está ultimando "un borrador" con las directrices que se seguirán en los próximos meses con el fin de reflotar la empresa. Una de las primeras medidas que contemplan los directivos es el recorte de personal.


Primera reunión
De hecho ayer mantuvieron una reunión en las dependencias de Carpema, en Bellreguard, con los representantes sindicales y el total de los trabajadores.

En ella, tal y como relataron miembros de la plantilla, se dio a conocer esa primera medida: "Quieren despedir a la mitad", indicó un operario de Carpema. Pero pese a que ésta sea la voluntad de los directivos, la medida no es definitiva. Ahora se abre un proceso de negociación entre los sindicatos y la empresa en el que cada uno defenderá su postura. Desde los sindicatos Unión General de Trabajadores (UGT) y Comisiones Obreras (CC. OO.) aseveraron que van a hacer "todo lo posible para evitar que el número de despidos alcance el 50% de la plantilla", tal y como persiguen los directivos.


Interventores
Uno de los responsables de UGT en la Safor, José Ruiz, explicó que tras aprobarse el concurso de acreedores el juzgado "nombra unos interventores que asesorarán a la empresa" hasta que mejore su situación: "Estos expertos decidirán a quién se paga y a quién no".

Asimismo, añadió, que bajo su supervisión se costeará la adquisición de "materia prima y se pagarán los salarios del personal que quede en el grupo". Posteriormente, los responsables de Chova y los interventores se reunirán con los proveedores con el fin de renegociar las deudas y buscar la mejor salida posible. Este proceso, denominado quita, perseguirá acabar con las deudas del grupo.

Ruiz relató, además, que cuando estos pasos concluyan y "el grupo esté saneado se levantará el concurso de acreedores".

Desde UGT señalaron que las empresas suelen escoger esta opción por que impide que los acreedores embarguen sus bienes al no cobrar sus facturas. También lamentó que la mercantil "no haya capitalizado las ganancias de los últimos años, sino que haya derivado dinero a otros menesteres".

Por otro lado, Simeón Vercher, responsable de industria de CC. OO., indicó que la empresa "está trabajando bien y que dispone de una patrimonio bastante grueso, por lo que vaticinó que saldrá adelante, "si no es con 250 empleados lo hará con 150 pero lo hará al estar en pleno rendimiento".
Opina

* campos obligatorios
Listado de comentarios
Vocento
SarenetRSS