Saltar Menú de navegación
Hemeroteca |
RSS | ed. impresa | Regístrate | Viernes, 1 agosto 2014

Portada

Estás en: Las Provincias > Portada
Salud
MIR, docencia y Medicina como formas de vida
09.03.08 -

Cerrar Envía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

Nombre Email remitente
Para Email destinatario
Borrar    Enviar

Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

Nombre* Email*
* campo obligatorioBorrar    Enviar
Soportar jornadas de trabajo de hasta 32 horas seguidas y atender a los pacientes con una sonrisa que acompañe a las ojeras tatuadas bajo los ojos con la misma ilusión del primer día es algo común en todos los residentes. Sacar tiempo, además, para enseñar a los más jóvenes es algo que sólo hacen los que sienten auténtica pasión por la Medicina. Es el caso de Borja Ruiz Mateos. Este R5 de Cardiología empezó a compaginar los estudios con la docencia en la única academia de preparación del MIR que existía en Madrid hace años. "Hice un muy buen examen MIR y empecé pronto a trabajar en la academia en la que me formé. Aprendí muchas cosas, disfruté con la docencia y entregué parte de mi tiempo a formar a los estudiantes para superar la prueba que les abre las puertas a la especialidad. Acabé coordinando la docencia en el centro y un grupo de amigos pensamos que podíamos hacer las cosas de forma diferente, con unos costes más razonables para los alumnos, así que decidimos montar una acade mia hace dos años, AMIR (www.academiamir.com)".

Residentes y jóvenes adjuntos imparten las clases en las universidades de Madrid y este curso han abierto varios grupos en Barcelona, Sevilla y Badajoz. "Nuestra finalidad es impartir formación de máxima calidad a unos costes lo más razonables posibles. Ofrecemos a cualquier estudiante, sin ningún tipo de requisito, la posibilidad de pagar el curso cuando supere la prueba, con mensualidades que podrá abonar con sus ingresos como residente. El que quiera repetir el MIR para optar a una plaza mejor y, por tanto, otra especialidad, puede hacer de nuevo el curso sin costes adicionales y si no están satisfechos, tienen seis meses de prueba para que se les devuelva el dinero", explica Borja Ruiz. Suena demasiado bien para ser verdad... "Somos médicos y queremos seguir siéndolo. No somos empresarios, sólo queríamos ofrecer una alternativa ejerciendo la Medicina, que es lo que más nos gusta", recalca.

Aunque cuentan con una pequeña sede en Alcobendas, las clases se imparten en las facultades de medicina, pero pretenden no centrarse sólo en el aspecto presencial. "Las clases cuentan, cada vez más, con un importante apoyo multimedia. Queremos que los alumnos vengan a formarse pero pretendemos fomentar la formación a distancia, con monitores personalizados que orienten a los alumnos para optimizar los resultados. Al fin y al cabo, el 95% del éxito de un examen MIR depende de uno mismo y de su estudio con sus apuntes y sus libros", argumenta Borja Ruiz.

Por sus palabras, parece muy seguro del sistema. Se confiesa absolutamente "pro MIR" porque considera que, aunque es mejorable, es bastante equilibrado. No hay duda de que si no creyera en lo que hace y le gustara, no aguantaría el ritmo de vida que lleva. Además del servicio diario y dos guardias semanales, dedica sus tres tardes libres a dar clase. "Los sábados tengo simulacro o viajo a Barcelona o donde sea, ya que el profesorado es común para mantener la cohesión. Y entre paciente y paciente llamo a mi madre para felicitarle el cumpleaños o viene ella a mi guardia a traerme la comida...".
Opina

* campos obligatorios
Listado de comentarios
Vocento
SarenetRSS