Saltar Menú de navegación
Hemeroteca |
RSS | ed. impresa | Regístrate | Miércoles, 22 octubre 2014

La Marina

La Marina
Más de 250 personas acuden a la alineación solar de la cova de la Foradà en la Vall de Gallinera
El Ayuntamiento repartió 200 gafas con filtros solares, similares a las lentes para ver eclipses, para evitar lesiones oculares
09.03.08 -

Cerrar Envía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

Nombre Email remitente
Para Email destinatario
Borrar    Enviar

Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

Nombre* Email*
* campo obligatorioBorrar    Enviar
Más de 250 personas acuden a la alineación solar de la cova de la Foradà en la Vall de Gallinera
El egiptólogo gandiense José Lull explica el fenómeno al público.
Las previsiones del Ayuntamiento de la Vall de Gallinera se quedaron cortas. Más de 250 personas no quisieron perderse ayer la alineación solar de la cova de la Foradà.

El Consistorio había preparado 200 gafas con filtros solares, similares a las que se utilizan en la observación de eclipses, para repartir entre las personas que acudieran a contemplar ese espectáculo astronómico único, de cara a evitar futuras lesiones oculares.

Sin embargo, más de uno de los allí congregados tuvo que compartir lentes con quien tenía al lado ya que más de 250 curiosos y amantes de la astronomía se concentraron ayer por la tarde en Benitaia, para contemplar con sus propios ojos ese fenómeno.

Curiosos de todas las edades se dieron cita para no perderse este acontecimiento único en la Comunitat Valenciana, dada la peculiar orografía de la cima de una de las cumbre de la Penya Foradà, con un arco de piedras creado de forma natural.

Y no defraudó a nadie. A las 17.42 horas el sol pasó a través del agujero natural en la montaña de la Penya Foradà e iluminó los restos del antiguo convento franciscano de Benitaia, construido en el siglo XVII.

Durante un par de minutos, y siempre a través de los filtros solares, el gentío pudo disfrutar de un fenómeno que sólo se produce dos veces al año. Uno, ayer, día de Santa Francisca Romana. La próxima vez que se repita será el 4 de octubre, onomástica de San Francisco de Asís.

Los curiosos y los estudios se desplazaron hasta los restos del convento franciscano, construido en el año 1611, en la Vall de Gallinera, interesados por la obra del descubridor del acontecimiento, el profesor egiptólogo gandiense, José Lull.

Previamente a la observación de la alineación solar, Lull ofreció a los presentes una breve explicación sobre este fenómeno, que ha convertido por unos días a la Vall de Gallinera en la capital de los amantes de la astronomía, ya que a raíz de este acontecimiento el Ayuntamiento y la Unió Cultural d'Amics de la Vall de Gallinera prepararon diferentes actos de difusión.


Completa investigación
El completo estudio realizado por Lull concluye, tras numerosas y largas investigaciones, que efectivamente era el 4 de octubre, día de San Francisco de Asís, cuando se debía producir esta hierofanía o manifestación de lo sagrado.

Lo que viene a demostrar que los frailes franciscanos de 1611 erigieron su convento mediante observaciones astronómicas precisas.

En el estudio del gandiense también se precisa la hora exacta en la que se produce esta alineación del sol con la cova de la Foradà. Hacia las 17'42 horas, en el mes de marzo, y a las 18'20, en octubre.

La investigación de Lull fue publicada por la Sección de Arqueoastronomía de la Agrupación Astronómica de la Safor (AAS).
Opina

* campos obligatorios
Listado de comentarios
Vocento
SarenetRSS