Saltar Menú de navegación
Hemeroteca |
RSS | ed. impresa | Regístrate | Miércoles, 24 septiembre 2014

Portada

Estás en: Las Provincias > Portada
Euros
El diseño físico de un almacén
09.03.08 -

Cerrar Envía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

Nombre Email remitente
Para Email destinatario
Borrar    Enviar

Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

Nombre* Email*
* campo obligatorioBorrar    Enviar
desarrollo sostenible

El diseño del layout o distribución de un almacén depende de varios factores. Es capital una buena distribución para optimizar los recursos y no tener problemas en su explotación (cuellos de botella y tiempos muertos, fundamentalmente). Las dos tipologías que más se utilizan son los almacenes cross-dock y los almacenes convencionales. En el primero de ellos, los almacenes cross-dock, el stock de los materiales no permanece mucho tiempo en el almacén. Además, suelen ser rectangulares, contienen los muelles de carga y descarga separados en extremos opuestos y el material se almacena en medio del almacén. Los almacenes convencionales contienen los muelles de carga y descarga compartidos.

A la hora de diseñar el layout de un almacén tenemos que tener en cuenta que se deben de incluir todas las zonas que sean necesarias para el correcto flujo de los materiales y de la información. Estas zonas son: zonas de carga y descarga, así como sus muelles; zona de recepción y control de los materiales; zona de almacenaje; zona de preparación de pedidos; zona de expedición y otras zonas como son los pasillos o zonas de paso para los operarios, zona de carga de baterías o para repostar gasoil, gas, vestuarios, aseos,...

El layout debe de diseñarse de tal manera que se minimicen, al máximo, el número de movimientos dentro del almacén, tanto de los operarios como de los materiales. De esta forma seremos más eficientes y evitaremos posibles accidentes. Hay que tener en cuenta que si se minimizan estos desplazamientos también se reducirían los costes logísticos asociados a estas actividades.

Existen varios factores a tener en cuenta en el diseño constructivo de un almacén como es el caso del suelo. Este factor es el que más problemas nos origina a la hora de diseñar los almacenes. Se debe de tener en cuenta el espesor de la solera, que se calcula dependiendo de las actividades que se realizan y las cargas que producen los materiales y estanterías; la nivelación del terreno, de esta forma las estanterías soportarán adecuadamente la carga y los elementos de manutención trabajarán adecuadamente; las juntas de dilatación, la capa de acabado y el tipo de suelo, dependiendo de la actividad que se vaya a desarrollar.

Otros factores a tener en cuenta son los cerramientos (se suelen utilizan paneles traslucidos tipo sandwich para potenciar la iluminación natural), las normativas contra incendios, y la iluminación necesaria dependiendo de la actividad.



Datos AUREN:

Avenida de la Constitución, 162 Valencia 46009 Tel.: 96 366 40 50 Fax.: 96 365 31 31 jlriera@vlc.auren.es
Opina

* campos obligatorios
Listado de comentarios
Vocento
SarenetRSS