Saltar Menú de navegación
Hemeroteca |
RSS | ed. impresa | Regístrate | Viernes, 25 julio 2014

Portada

Estás en: Las Provincias > Portada
baldomero falcones, consejero delegado fcc
"En mi vida profesional he disfrutado de una forma increíble"
baldomero falcones ha saboreado cada segundo de una trayectoria imponente, en la que la curiosidad ha jugado un papel estelar
02.03.08 -

Cerrar Envía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

Nombre Email remitente
Para Email destinatario
Borrar    Enviar

Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

Nombre* Email*
* campo obligatorioBorrar    Enviar
"En mi vida profesional he disfrutado de una forma increíble"
Baldomero Falcones en su despacho en la sede de FCC. / i. medina
inés molina

"Aventurero". Baldomero Falcones (Palma de Mallorca, 1946) no lo duda. "De pequeño quería descubrir cosas. Tenía una curiosidad terrible por todo". Hijo de un cirujano de pulmón y corazón, ni él ni sus tres hermanos siguieron los pasos de su padre. "A mí, la verdad es que me gustaba todo. Todo, menos Medicina o Arquitectura, que me encantaba, pero el dibujo no era mi fuerte". En los albores de su carrera, el destino jugó su baza. "Me matriculé en la Escuela de Ingenieros de Montes para preparar el ingreso y me quedé. Me encanta la naturaleza y todo lo relacionado con el aire libre", aunque pronto la pasión por el mundo de la empresa le lleva a matricularse en Económicas, estudios que abandonará al ingresar en el IESE, una escuela de negocios que sentará las bases de su carrera profesional.

"Cuando terminé estuve a punto de irme al Banco Mundial. Quería entrar en la banca industrial, que en ese momento empezaba, o en la banca internacional, porque me divertía la variedad. Si ha habido una característica en mi carrera ha sido el interés por temas diferentes, por probarlo todo y entenderlo todo. Yo he defendido mucho la flexibilidad".

Viendo mundo

Falcones dejó su destino en manos de un árbol de decisión que hoy siente no haber conservado. "Pensé que no teníamos más remedio que abrirnos al exterior y que quien eligiera una carrera internacional iba a estar en una vía rápida de desarrollo profesional".

No se equivocaba en sus predicciones. "Empecé en banca internacional, que te permite ver economías distintas, en situaciones, culturas y problemáticas distintas. He tenido una suerte tremenda porque, salvo en algunos momentos en los que ha habido en el mundo de la empresa tensión y dureza, he disfrutado muchísimo. En mi vida profesional he disfrutado de una forma increíble".

La suya ha sido una carrera fructífera en la que él destaca varios hitos. "Recuerdo con mucho cariño cuando me nombran vicepresidente ejecutivo del Grupo Hispamer. Cuando llego allí, la empresa perdía 30.000 millones de pesetas de la época". Todos le aconsejaron cerrar, pero él, obstinado, siguió adelante con su plan. "En dos años y medio, cuando me pidieron que me fuera al banco, la empresa estaba en beneficios". Tras este éxito, le ofrecen ser director de medios del banco. Un "pero si de eso no tengo ni idea" después, acepta el cargo. "Le dimos la vuelta al banco. Multiplicamos por cinco el valor de las acciones del Central Hispano". "Y luego llegaron los tres años de la fusión con el Santander, que fueron espectaculares". "Yo he vivido tres fusiones. La fusión Santander Central Hispano fue dura, difícil. Yo volvía todos los días a casa por la noche, pero desde el punto de vista profesional, fue un reto impresionante".

En 2002, Baldomero Falcones abandona la banca. Su prejubilación apenas dura unas jornadas: un amigo le aconseja seis meses sabáticos. "Me fui, pero tres días, con mi mujer, a un hotel en Canarias. Según entraba en la habitación, me llegaba un fax proponiéndome hacerme cargo en España de RWE [eléctrica alemana]".

En 2003, es elegido presidente de Mastercard y, tres años después, emprende un nuevo camino: "Ahora toca hacer algo serio, un private equity a nivel internacional". Junto a Ángel Corcóstegui, ex consejero delegado del BSCH, lanza Magnum Industrial Partners, y juntos "levantan" 900 millones de euros, en lo que ha sido el mayor fondo privado de España y Portugal.

En diciembre de 2007, en un nuevo giro profesional, es nombrado consejero delegado y vicepresidente ejecutivo de FCC, un puesto con el que se muestra "encantado". "Confieso que el sábado o el domingo, lo que más me puede divertir es estar sentado frente a la chimenea, con unos papeles, pensando cosas que podemos hacer". Sus miras, como siempre, están muy altas: "Vamos a hacer de FCC un líder europeo en su sector", explica relajado y con convicción.
Opina

* campos obligatorios
Listado de comentarios
Vocento
SarenetRSS