Saltar Menú de navegación
Hemeroteca |
RSS | ed. impresa | Regístrate | Miércoles, 22 octubre 2014

Cultura

Cine
El cine latinoamericano triunfa en la Berlinale con un Oso de Oro para 'Tropa de Elite'
El documental de Errol Morris que aborda las torturas de presos iraquíes en Abu Ghraib se alza con el Gran Premio del Jurado
17.02.08 - 07:01 -

Cerrar Envía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

Nombre Email remitente
Para Email destinatario
Borrar    Enviar

Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

Nombre* Email*
* campo obligatorioBorrar    Enviar
La película brasileño-argentina Tropa de Elite, de Jose Padilha, ganó ayer el Oso de Oro de la Berlinale, festival en el que el mexicano Fernando Eimbcke se llevó el Premio Alfred Bauer y el de la crítica internacional por Lake Tahoe.

El jurado del festival, presidido por el director franco-griego Constantin Costa Gavras (nacido en Atenas en 1933 y realizador de famosas películas como Z, Estado de sitio, Desaparecido, La caja de música o Amén) , apostó así por partida doble por dos jóvenes representantes del cine latinoamericano. Su sello político marcó el palmarés.

El filme de Padilha es un retrato de la corrupción y violencia policial en las favelas de Rio de Janeiro, centrada en un cuerpo especial de elite que participa en una operación limpieza con motivo de una visita del Papa Juan Pablo II, en 1997.

La película de Eimbcke, de corte más intimista, sigue a un muchacho de 16 años por toda una ciudad, en busca de recambios de automóvil, mientras trata de superar el dolor por la pérdida de su padre.

El Premio Alfred Bauer fue creado en memoria del fundador de la Berlinale en reconocimiento a nuevas perspectivas y maneras de ver el cine.

Los otros dos grandes galardones se fueron a EE. UU., ya que el documental Standart Operating Procedure, de Errol Morris, se llevó el Oso de Plata Gran Premio del Jurado, mientras que el correspondiente al mejor director fue para Paul Thomas Anderson, por There Will Be Blood, producción de contenido político que también se llevó el galardón, en categoría de plata, a la contribución artística.

El film de Morris, que tiene el honor de ser el primer documental que compite en la Berlinale, aborda las torturas de presos iraquíes en Abu Ghraib, mientras que el de Anderson se centra en el nacimiento del capitalismo petrolero. Anderson ya ganó el Oro en 2000 por Magnolia.

El Oso de Plata para la mejor actriz fue para Sally Hawkins, por Happy-Go-Lucky, de Mike Leigh, y el correspondiente al mejor actor fue para el iraní Reza Najie por Avaze Gonjeshk-ha (Song Of Sparrows), de Majid Majidi.


Resto del palmarés
El Oso de Plata al mejor guión fue para Zuo You (In Love We Trust), de Wang Xiao Shuai. El Premio Opera Prima recayó en Asyl-Park and Love Hotel, de Kumazaka Isuru.

El trabajo de Álex Rivera, Sleep Dealer, fue merecedor del Premio Amnistía Internacional. Se trata de una producción conjunta de México y EE. UU.

El galardón Generación 14-Plus lo recibió el brasileño Daniel Ribeiro por Cafe com Leite.

Se despide así un festival con un palmarés destinado, como suele ocurrir, a no gustar a todos y que pasará a la historia como el más popular.
Opina

* campos obligatorios
Listado de comentarios
File not found.
Vocento
SarenetRSS