El hospital Lluís Alcanyís de Xàtiva, pionero en intervenciones de prótesis en la cadera

El responsable de traumatología del centro ha operado hasta el momento a 25 pacientes

REDACCIÓNXÀTIVA
El edificio del hospital comarcal Lluís Alcanyis de Xàtiva./
El edificio del hospital comarcal Lluís Alcanyis de Xàtiva.

El hospital Lluís Alcanyís de Xàtiva ha sido de los primeros en la Comunitat Valenciana en utilizar las prótesis de resuperficialización de metal para la cadera.

La innovadora intervención, indicada en pacientes jóvenes, preserva mucho más hueso ya que solamente se rectifica y reforma la cabeza del fémur en lugar de cortarla, lo que supone una mejor opción ya que sí en un futuro necesitará ser revisada, llegado el momento, se puede utilizar una prótesis total de cadera.

Esta intervención de la cadera proporciona a los pacientes jóvenes y activos una opción alternativa de tratamiento de las enfermedades degenerativas de la cadera.

Hasta ahora cuando un paciente entre 40 y 60 años se presentaba con una artrosis o artritis de cadera el médico le planteaba un tratamiento conservador hasta que el dolor o la incapacidad fueran intolerables.

Por otro lado, para las mujeres menores de 65 sin osteoporosis, esta operación constituye un gran avance por su mayor duración, menor frecuencia de dislocaciones y fundamentalmente por conservar hueso en vista a posibles figuras revisiones, como las reintervenciones o recambio.

El jefe del servicio de Traumatología del Hospital Lluís Alcanyís de Xàtiva, Francisco Sánchez, ha explicado que "los resultados de está cirugía posibilitan que muchas personas jóvenes y activas no tengan que esperar por la incertidumbre del aflojamiento y necesidad de re-intervención a los 10, 15 ó 20 años, casi seguras en el grupo de edad inferior a 60 años".

Operaciones

Hasta el momento el responsable de Traumatología del Lluís Alcanyís ha operado unas 25 prótesis de superficie.

Esta innovación ofrece unos resultados que confirman que este nuevo tipo de prótesis constituye una buena alternativa en pacientes jóvenes.

Según ha explicado el doctor Sánchez, "tienen la ventaja de restaurar mejor la biomecánica original, evitando alargamientos o acortamientos al mismo tiempo que el paciente siente su cadera como más natural, con mejor movilidad y sin peligro de que se salga la cabeza de la copa, es decir,-subrayó-la temida luxación que ocurre en alrededor de un 5% de prótesis totales clásicas".

El diámetro de la "hip resurfacing" o prótesis de superficie es mucho mayor que el utilizado en un reemplazo total de cadera convencional y es prácticamente idéntico al de la cabeza del fémur natural.

"Este gran diámetro hace que su dislocación sea mucho más improbable que en el caso de una prótesis de pequeño diámetro de RTC convencional", añadió el doctor Sánchez.

En este sentido, Sánchez concretó que "esto significa que los pacientes pueden retornar, después de la intervención a unos mayores niveles de actividad sin la preocupación de que su prótesis pueda dislocarse".

Fotos

Vídeos