Saltar Menú de navegación
Hemeroteca |
RSS | ed. impresa | Regístrate | Miércoles, 22 octubre 2014

Portada

Estás en: Las Provincias > Portada
Especial 1
La gota fría de octubre causa una muerte y se ceba con la Marina Alta
El desastre ocasionó que cientos de personas tuvieran que ser desalojadas y decenas de vecinos fueran evacuados
31.01.08 -

Cerrar Envía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

Nombre Email remitente
Para Email destinatario
Borrar    Enviar

Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

Nombre* Email*
* campo obligatorioBorrar    Enviar
La gota fría de octubre causa una muerte y se ceba con la Marina Alta
Un hombre intenta cruzar una zona inundada.
La gota fría más fuerte de los últimos seis años llegó en octubre y azotó la Marina Alta. Fue la comarca que concentró la mayor cantidad de precipitaciones. Adsubia, con 407 litros por metro cuadrado, fue la población donde más llovió, seguida de Orba con 404 litros y Alcalalí con 397. En Pego se midieron 323 litros, 305 en Beniarrés, 253 en Calpe y 240 en Dénia, según los datos del Instituto Nacional de Meteorología.

La violencia de las aguas golpeó con dureza la localidad de El Verger. El río Girona causó la muerte de una mujer de 89 años, impedida, que vivía en una calle paralela al cauce fluvial. En esta localidad y en otras de la zona numerosos vecinos tuvieron que ser rescatados en helicóptero desde los tejados de sus casas. Muchos de ellos se vieron obligados a pasar la noche en locales públicos. El río Girona también se desbordó en Dénia y en Beniarbeig se llevó por delante un puente con más de un siglo de historia. Els Poblets fue una de las zonas especialmente afectadas. Allí fueron rescatadas varias personas. Los ríos desbordados, en una gota fría que afectó a diversos puntos de la Comunitat, se llevaron por delante numerosos vehículos, inutilizaron carreteras, inundaron casas, bajos y comercios.

La situación también fue estremecedora en Calpe, donde los coches flotaban en el agua. Una unidad del Ejército llegó a la población para ayudar en el operativo de salvamento.

Los presidentes del Gobierno y de la Generalitat acordaron declarar zona catastrófica a los municipios afectados


Puente de Beniarbeig
La localidad de Beniarbeig quedó dividida en dos mitades. Sus habitantes no olvidarán el día 12 de octubre de 2007. El puente del municipio, con más de cien años de historia, no fue capaz de soportar el caudal que se le venía encima. Alrededor de las tres de la tarde, dos de los ojos del puente cedían al ataque del agua. La decidión de las autoridades fue inmediata: el Ejército se haría cargo de la reconstrucción provisional. Los integrantes del Regimiento de Especialidades de Ingenieros de Salamanca fueron los encargados de realizar el trabajo pieza a pieza. Una semana fue suficiente para que el puente quedara instalado ante la admiración y el agradecimiento de los vecinos del municipio. Se trata de una pasarela provisional con una vida útil de seis meses aproximadamente, aunque en el caso de Beniarbeig podría ser superior ya que este es el tiempo estimado para uso militar. Tiene cuatro metros de ancho, 40 de largo y es capaz de soportar hasta 40 toneladas de peso.
Opina

* campos obligatorios
Listado de comentarios
Vocento
SarenetRSS