Saltar Menú de navegación
Hemeroteca |
RSS | ed. impresa | Regístrate | Miércoles, 22 octubre 2014

Política

cante jondo
Encuestas y más encuestas
08.12.07 -

Cerrar Envía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

Nombre Email remitente
Para Email destinatario
Borrar    Enviar

Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

Nombre* Email*
* campo obligatorioBorrar    Enviar
Del mismo modo que cada partido dispone de técnicos de cabecera, se supone que asépticos, para que avalen con sus informes y dictámenes lo que los políticos defienden en los foros habilitados al efecto -verbigracia, técnicos a favor o en contra del Trasvase del Ebro, a favor o en contra de las desaladoras- los partidos también disponen de encuestas y/o estudios preelectorales que reflejan los futuros escenarios que a cada uno interesa en función de las aspiraciones electorales de sus dirigentes.

Lo acabamos de ver en referencia a la provincia de Valencia y su comportamiento electoral de cara a la cita con las urnas del próximo 9 de marzo de 2008. Tan lejos como hace una semana, el secretario de Organización del PSOE, José Blanco, llegaba a la ciudad con una encuesta bajo el brazo según la cual PP y PSPV-PSOE empatarían en número de escaños -8/8- de celebrarse en este momento las elecciones generales. Esquerra Unida, el Bloc y el resto de formaciones con aspiraciones de alcanzar representación en el Congreso de los Diputados de la madrileña Carrera de San Jerónimo verían frustradas sus expectativas.

El pasado jueves, Día de la Constitución, el secretario general del PP valenciano, Ricardo Costa, avanzaba los resultados de otra encuesta, muy positiva para su formación, pues otorgaba al PP un incremento de un escaño respecto a 2004, obteniendo 9, a costa del PSPV-PSOE, que pasaría de 7 a 6, y con una Esquerra Unida que lograría mantener el próximo mes de marzo un acta de diputado por Valencia.

Como verán, se trata de dos estudios referidos al mismo ámbito territorial y con un mismo objeto de estudio -el futuro comportamiento electoral de los ciudadanos de la provincia de Valencia- que difieren sobremanera en sus resultados…

Sin embargo, ambos informes coinciden en un aspecto: niegan cualquier posibilidad de éxito en las urnas a las opciones llamadas "valencianistas", es decir, a Unió Valenciana (UV) y Coalición Valenciana (CV).

Esta última formación dispone también de un reciente informe preelectoral realizado a principios de octubre mediante encuesta a 700 personas en la provincia de Valencia. Entre los datos más destacables de dicho estudio, elaborado por los mismos profesionales que en su momento trabajaron con notable tino para la UV de la etapa de Vicente González Lizondo, brilla la siguiente conclusión: en la provincia de Valencia hay espacio para un partido de obediencia valencianista que podría alzarse con la nada despreciable cantidad de 130.000 votos. Siempre y cuando, es obvio, dicha formación presentara una oferta electoral y un líder lo suficientemente atractivos, alejados del folklorismo anticatalanista tradicional y centrados en identificar y defender los intereses singulares valencianos sin la obligatoria "obediencia" a Madrid que padecen los partidos mayoritarios.

Según el estudio de CV, hasta 60.000 ciudadanos que votaron en las generales de 2004 al partido que lidera Francisco Camps, el PP, se manifiestan receptivos a la idea de votar a CV o UV de cara a la convocatoria de marzo de 2008, una cifra nada desdeñable si a la misma se añaden los más de 25.000 votos que en las autonómicas del pasado mes de mayo alcanzaron ambas formaciones valencianistas, 14.000 CV y 13.000 UV.

Claro que para lograr dicho objetivo, lo primero que tendrían que hacer CV y UV sería sentarse a hablar para tratar de unificar esfuerzos. Hasta donde nosotros sabemos las conversaciones mantenidas entre dirigentes de ambos partidos no han arrojado, de momento, ningún resultado positivo. Pese a que sus dirigentes saben, perfectamente, que el mercado que se disputan no da de sí para las dos formaciones y, sin embargo, sí hay cabida para un partido valencianista/regionalista.

Por otro lado, en la encuesta de CV el PP aparece como la lista más votada, con el 47 por cien de los votos válidos y 8 escaños, seguido del PSPV-PSOE, con 7 escaños y el 40 por cien de los votos. Por lo que respecta a Esquerra Unida, esta coalición mantendría su apoyo electoral con el 5,5 por cien de los votos válidos y un escaño. Cabe destacar que el estudio elaborado por encargo de CV evidencia un alto volumen de indecisos y una mejoría del voto socialista respecto a la convocatoria del pasado mes de mayo que le garantiza mantener los siete escaños y la posibilidad de recortar distancia con el PP para alcanzar el octavo diputado. Sí, ese número 8 que Blanco dio como seguro con tanta ligereza hace una semana.

El baile de encuestas no ha hecho más que empezar.

amtorgra@yahoo.es
Opina

* campos obligatorios
Listado de comentarios
Vocento
SarenetRSS