Saltar Menú de navegación
Hemeroteca |
RSS | ed. impresa | Regístrate | Miércoles, 30 julio 2014

Cultura

Cultura
Perras muy perras

Cerrar Envía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

Nombre Email remitente
Para Email destinatario
Borrar    Enviar

Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

Nombre* Email*
* campo obligatorioBorrar    Enviar
Perras muy perras
Chema Cardeña, actor de 'Gosses'.
salvador domínguez

'Gosses'

España. 2007. Comedia.

Dirección: Laura Useleti.

Intérpretes:Chema Cardeña, Josep Manel Casany.

Teatro Talía, hasta el 11 de noviembre

CRÍTICA DE teatro

Aún no he podido descifrar quién es el autor de esta obra. En el programa de mano figuran cuatro nombres, y además un responsable de la versión. Los hermanos Quintero escribían a veces a dúo, que es también como se toca el piano a cuatro manos. Pero cinco personas para crear un texto me parece una concurrencia excesiva, o el esfuerzo de una legión con precariedad de talento. Ahí queda este misterio sin resolver.

Sea quien sea el inventor, ha planteado de manera ocurrente la estructura de esta pieza. En escena sólo vemos dos personajes, pero tenemos la sensación de que hay cuatro. El ardid consiste en presentar a dos hombres que se encuentran en un parque para pasear a sus perras, y al hablar con ellas o darles instrucciones parece que también estén presentes.

Estos dos tipos, además, son antagónicos. Un recurso sencillo, pero bien nivelado, para conseguir el contraste. El primero es un archivero pequeño burgués amante del orden y su cumplimiento. El segundo un trabajador de la escala más baja que campa por el mundo como puede. ¿Qué une a estos dos seres tan distintos? Sus perras: esos animales de compañía a los que bajan a pasear a la misma hora.

En realidad, las conversaciones que mantienen acerca de sus canes sólo son charlas livianas, más o menos divertidas, de las que extraemos datos de sus caracteres, vicios y virtudes. Pero hay algo más detrás de esos animales que sacan de paseo. Otras perras muy perras: las mujeres a las que culpan de su soledad casi patológica, en la que se sustituye a un ser humano por un animal.

En este juego de palabras, en esta polisemia con doble sentido, radica la intención de la obra. Las perras no son dos, sino cuatro. Se advierte cierto tufo a misoginia, no por ello ajeno a la realidad. El plano superficial, donde se caricaturiza a estos tipos, está mucho más logrado que el profundo, porque el conflicto con las mujeres tiene una elaboración insuficiente. La tragicomedia se apunta pero no llega a consumarse.


¿Peleas reales o imaginarias?
Laura Useleti, la directora, sólo tiene dos errores. Las dos primeras peleas entre los personajes resultan forzadas, y no se esclarece si son reales o imaginarias, aunque el juego de luces intente sugerirlo.

Por lo demás, logra un dinamismo constante con muy pocos medios, arropada por el buen hacer de Chema Cardeña y Josep Manel Casany.
Opina

* campos obligatorios
Listado de comentarios
File not found.
Vocento
SarenetRSS