Lunes, 24 de septiembre de 2007
Registro Hemeroteca

en

CULTURA

Publicado: 14:21

marcel marceau
Adiós al mimo más conocido del mundo
El hombre que resucitó el arte de la pantomima y de la expresión corporal como forma artistica falleció ayer en su casa de París a los 84 años de edad
Adiós al mimo más conocido del mundo
Fotografía de archivo del mimo francés Marcel Marceau, conocido en particular por su personaje de Bip, inspirado en Charlie Chaplin. /Archivo
Imprimir noticiaImprimirEnviar noticiaEnviar

Publicidad

El mimo francés Marcel Marceau, conocido en particular por su personaje de Bip, inspirado en Charlie Chaplin, falleció ayer a los 84 años, según han anunciado fuentes de su familia. Marceau, sobre cuyas circunstancias del deceso su familia ha explicado que daría detalles más adelante, será enterrado en los próximos días en el cementerio parisino de Père Lachaise.

El actor, nacido en Estrasburgo el 22 de marzo de 1923, se había convertido en uno de los artistas franceses más conocidos en el mundo, en particular en Estados Unidos donde su movimiento de la "marcha contra el viento" marcó una revolución en la escena teatral, que inspiró por ejemplo el "Moonwalk" de Michael Jackson.

Marceau originalmente se llamaba Mangel pero cambió de apellido para escapar durante la Segunda Guerra Mundial a la persecución de los judíos por los nazis, que asesinaron a su padre en 1944, deportado al campo de concentración de Auschwitz.

Desde pequeño había admirado a los "artistas silenciosos" del cine mudo como Charlie Chaplin, Buster Keaton o Harry Langdon, a los que se esforzó en imitar.

En 1946 entró en la escuela de arte dramático Charles Dullin, donde trabó una relación especial con el profesor Etienne Decroux y un año más tarde creó el personaje de Bip, un ser marcado por la sensibilidad y la poesía que le permitió explorar la sociedad moderna centrándose en su dimensión trágica.

En el cine trabajó con el director Roger Vadim en "Barbarella" (1968) y con Mel Brooks en "La Dernière folie" (1976), dos cintas que contribuyeron todavía más a su fama internacional.

En 1978 creó en París una escuela de mimo en la que enseñaba la gramática de este arte para perpetuar el relevo.

La gran figura del mimo francés afirmaba que "la palabra no es necesaria para expresar lo que se siente en el corazón".

 
Vocento

Contactar | Mapa web | Aviso legal | Política de privacidad | Publicidad

Canales RSS