La votación vecinal para elegir obras se cambia al admitir la «frustración» por los retrasos

Avenida Reino de Valencia, donde hay pendiente un carril bici desde 2016. / jesús signes

Las propuestas de los residentes para invertir hasta siete millones de euros pasarán el primer corte si reciben al menos cien apoyos

P. MORENO

valencia. Dos argumentos explicó ayer la concejal de Participación, Neus Fábregas, para explicar el cambio de modelo en el proceso de reparto de los siete millones de euros tras una votación ciudadana. El primero es que en las dos ediciones anteriores muchas propuestas excedían los distritos y eran declaradas inviables. También porque no se han armonizado los plazos de este proceso con la gestión del Presupuesto municipal, por lo que ha habido «frustración dentro y fuera del Ayuntamiento para agilizar todo».

Los grupos de la oposición han denunciado por ejemplo que del pasado año todavía hay proyectos pendientes de ejecutar, mientras que los de esta edición están prácticamente sin empezar, pese a que el resultado de la votación se dio a conocer a finales de marzo.

De ahí que este año se probará una nueva fórmula distinta y que permitirá votar propuestas del entorno más próximo, otras de distrito y un tercer bloque de iniciativas ofrecidas por el Consistorio. Antes de la votación, los particulares colgarán sus ideas en la web municipal y necesitarán 100 votos para entrar en la consulta. Las del Ayuntamiento necesitarán 200 apoyos.

«Queremos que la ciudadanía se involucre de nuevo en las decisiones que toma el gobierno municipal», dijo la edil. El próximo día 18 arrancará la campaña y los proyectos no se tendrán que ajustar a un área geográfica como pasaba hasta ahora, donde sólo se podían presentar propuestas para el distrito.

«Si hay un vecinos que quiere proponer una inversión para su barrio podrá hacerlo, pero también tendrán cabida otras propuestas más amplias que afectan a diferentes barrios o al conjunto de la ciudad», comentó Fábregas. Del 18 de este mes al 8 de noviembre se podrán presentar los proyectos con el apoyo que precisan. Del 9 al 30 de noviembre se llevará a cabo la valoración técnica, jurídica y económica. Y del 1 al 15 de diciembre se votará.

Los votos serán individuales y podrán apoyar aquellas propuestas valoradas como viables por los servicios técnico hasta agotar el presupuesto total disponible, los siete millones de euros previstos. De cara al presupuesto de 2018 se volverá al modelo de votación por los distritos como en la primera edición.

Fotos

Vídeos