Vilar afirma que el debate antitaurino en el tripartito es una concesión a los «ultraanimalistas»

EP

valencia. El concejal de Hacienda en el Ayuntamiento de Valencia, el socialista Ramón Vilar, consideró ayer que el debate abierto en torno a cuestiones taurinas en instituciones como el consistorio es «una concesión innecesaria a posiciones ultraanimalistas». El edil resaltó su condición de «taurino» y, como tal, su interés por defender los bous al carrer y las corridas de toros, por lo que añadió que este tipo de cuestiones no responden a posicionamientos políticos ni a asuntos de gestión municipal sino a «un posicionamiento cultural».

En este sentido, explicó que su decisión de no votar la prohibición del bou embolat o del bou en corda en Valencia junto al resto del equipo de gobierno de la ciudad fue respetada por sus compañeros y no le ha ocasionado problemas ni en el seno del ejecutivo local ni en el grupo municipal socialista. Asimismo, apuntó que no ha sido difícil mantener esa postura.

El también secretario de Coordinación y Organización del PSPV en la capital decidió el pasado año ausentarse del pleno del Ayuntamiento durante el debate del punto en el que se abordó la prohibición de los citados festejos que el equipo de gobierno respaldó. Igualmente, el pasado mes de julio se ausentó de la sesión plenaria mientras se debatía la propuesta de la oposición para respaldar el manifiesto de apoyo a los festejos taurinos que rechazó el equipo de Ribó.

Además, Vilar aseveró que el respaldo a estos festejos «no es una posición sólo» suya, por lo que descartó estar «fuera de órbita». «Tal vez los ultraanimalistas son los que están fuera de la órbita», apuntó, al tiempo que dijo que tanto en el PSPV como en otras formaciones hay militantes y responsables públicos, incluidos alcaldes, a favor. El edil afirmó «no tener inconveniente» en salirse «mil veces de los plenos que voten en contra» de las raíces del pueblo valenciano.

Fotos

Vídeos