Un verano para niños en situación vulnerable

Dos niños miran el mar. / reuTERS/Matko Biljak

Acampadas, centros abiertos y colonias urbanas acogerán a jóvenes en un contexto de pobreza y exclusión social estas vacaciones 3.100 menores disfrutan un campamento solidario

ELISABETH GARCÍA

valencia. 2.039 pequeños viven en Valencia en una situación con riesgo de exclusión. Este verano estos niños van a poder disfrutar de actividades deportivas y psicomotoras, artísticas, lúdicas, sociales, medioambientales y cognitivas. Ir al monte o hacer talleres artísticos entran en los planes de los menores que se encuentran en una situación de pobreza.

573 jóvenes disfrutarán en los campamentos de Valencia, 1.405 de los centros abiertos y 1.485 de las colonias urbanas, conocidas también como escuelas de vacaciones, donde realizarán actividades de ocio y recreación. Los pequeños a través de esos espacios educativos desarrollarán funciones socializadoras, integrales y de promoción sociocultural. El programa de la Obra Social La Caixa ha destinado 1 millón de euros a esta iniciativa para asegurar el derecho al ocio y el tiempo libre de esos niños.

La prioridad de este proyecto es romper la línea de transmisión de la pobreza de padres a hijos y favorecer el pleno potencial y las capacidades de los menores. Esta iniciativa se inició en 2007 para ayudar a familias con necesidades en sus hogares, que tienen hijos de entre 0 y 18 años en riesgo o situación de exclusión social. Un total de 3.131 menores y 1.944 familias de Valencia han sido atendidas desde enero hasta julio.

El bienestar futuro de los pequeños podrá lograrse si se les garantiza una promoción socioeducativa. Ningún niño debe sentirse inferior a otro. Por ello, se trata de potenciar más medidas que ofrezcan igualdad de oportunidades tanto a menores como a familias.

La situación de pobreza, vulnerabilidad y exclusión no va a dejar que los pequeños pasen los días de verano alejados del aprendizaje y la diversión.

Fotos

Vídeos