Los vecinos reclaman que los alquileres turísticos necesiten el permiso de la comunidad

Protesta vecinal contra los apartamentos turísticos, en el Mercat. / irene marsilla
Protesta vecinal contra los apartamentos turísticos, en el Mercat. / irene marsilla

La Federación plantea en Les Corts que la Ley del Turismo sea más restrictiva y contemple zonas saturadas

P. MORENO

La presidenta de la Federación de Vecinos, María José Broseta, abogó ayer por un mayor control de los apartamentos turísticos y la imposibilidad legal de dar de alta este tipo de viviendas en el registro de la Generalitat si no se aporta el informe de compatibilidad turística de los Ayuntamientos.

La dirigente vecinal participó en la comisión de Industria de Les Corts en relación a la Ley de Turismo que ultima el Consell, donde propuso también que el texto legal incluya la obligación de contar con el permiso de la comunidad de propietarios antes de abrir un apartamento en un edificio compartido con vecinos. Fuentes de la entidad destacaron que será la «única voz vecinal que se escuche en esta comisión, lo que refleja la importancia de que se tenga en cuenta».

«Si un apartamento turístico no ha obtenido el visto bueno del Ayuntamiento, no se puede dar de alta ante Turisme ni por tanto, funcionar», comentó para añadir que en «Valencia gran parte de los pisos turísticos no han obtenido ese informe y estarían cumpliendo el Plan General de Ordenación Urbana».

Broseta mencionó también la importancia de que «la ley recoja la necesidad de que se supervise y controle que los apartamentos turísticos estén cumpliendo los requisitos legales ya existentes y, más importante, que se controle que están dados de alta en el registro autonómico bajo penas de multa y cierre».

De esta manera se evitaría el fraude, además de garantizar la convivencia con las comunidades de vecinos. El Plan Especial de Protección de Ciutat Vella plantea restricciones de hoteles y apartamentos, lo que también es recogido por los vecinos en las propuestas lanzadas ayer en Les Corts. «Debe haber una zonificación por densidad de viviendas turísticas en relación con la población», comentó.

La entidad vecinal propone una «regulación específica que contemple la zonificación de estas actividades turísticas y de alojamiento, con el objetivo de evitar la saturación en detrimento de la calidad de vida de los vecinos».

Otra de las peticiones pasa por permitir el diseño y aprobación de «planes de intervención en ámbitos turísticos» que establezcan, entre otras cuestiones, la densidad global máxima de población, delimitar zonas y ámbitos turísticos de protección, fijar su tamaño y características, y establecer parámetros mínimos de superficie, volumetría o edificabilidad. La zonificación debe realizarse teniendo en cuenta un factor esencial como es evitar la sobreexplotación de recursos naturales, equipamientos e infraestructuras que puede llegar a generar».

En cuanto al permiso de las comunidades de propietarios, afirmó que «cuando se trate de viviendas sometidas al régimen de propiedad horizontal, solo podrán comercializarse como viviendas vacacionales aquellas situadas en edificios cuyos estatutos lo autoricen». Esto ya está aprobado en otras comunidades con la canaria. Por último se pide obligar a las plataformas digitales a ofertar sólo pisos legales y colaborar en el control de apartamentos irregulares bajo pena de sanción.

Fotos

Vídeos