Los vecinos rechazan 740 pisos municipales en solares para jardines del Marítimo

Los vecinos rechazan 740 pisos municipales en solares para jardines del Marítimo

El Ayuntamiento justifica la reserva de suelo en que ayudará bajar el precio de los alquileres y generará ingresos para obras de urbanización

P. MORENO VALENCIA.

La reserva de solares municipales para la construcción de 741 viviendas de promoción pública destinadas al alquiler ha provocado la primera fricción entre el gobierno municipal y las asociaciones vecinales del Cabanyal-Canyamelar, a raíz del nuevo plan urbanístico que sustituirá al derogado del anterior mandato y que incluía la prolongación de Blasco Ibáñez. Las entidades han convocado una asamblea el próximo martes en el Ateneo Marítimo a las 19.30 horas para tratar este asunto.

Los edificios de viviendas son necesarios, defendieron ayer fuentes de la concejalía de Desarrollo Urbano, para intentar bajar el precio de los alquileres en el barrio por parte del Ayuntamiento, además de aumentar el parque municipal de viviendas y de paso generar ingresos con los que financiar dotaciones públicas y obras de urbanización.

No obstante, las mismas fuentes indicaron que el plan está en fase de borrador, por lo que no descartaron algún cambio. El documento, insistieron, nace de varios talleres de participación ciudadana, con lo que defendieron que «todo ha sido trasladado a los vecinos».

El rechazo de las 741 viviendas previstas es conjunto de la asociación vecinal y la plataforma Salvem el Cabanyal. Los inmuebles se reparten en tres grandes parcelas suman 124.394 metros cuadrados y la recalificación supondrá la pérdida de zonas ajardinadas y deportivas en la parte cercana a las calles Doctor Lluch y Eugenia Viñes.

En esta última parcela era donde se llegó a adjudicar la construcción de un complejo de piscinas cubiertas. Del plan actual, fuentes municipales señalaron que cuando finalice la evaluación estratégica y ambiental saldrá a exposición al público para alegaciones, plazo en el que podría aceptarse algunas de las peticiones vecinales.

Las tres unidades de ejecución afectadas por las viviendas previstas se dividen en una zona deportiva y ajardinada de la calle Doctor Lluch con 61.613 metros cuadrados de suelo, declarada en la actualidad como parque urbano. En su lugar se construirán 367 pisos de alquiler.

La segunda parcela está al lado, donde ahora se ubican varias pistas de tenis. Con un total de 23.328 metros cuadrados, habrá 139 viviendas. Por último, el solar próximo a la Marina, con 39.453 metros cuadrados de uso deportivo y que se recalifica para 235 pisos, así como una zona terciaria. Las asociaciones convocantes de la asamblea hablaron de una «mala propuesta» al eliminar parte del «pulmón verde y espacios deportivos del barrio».

Fotos

Vídeos