El 70% de los vecinos rechaza la prohibición de aparcar en el carril bus por la noche

Carril bus de la ciudad de Valencia. / i. marsilla
Carril bus de la ciudad de Valencia. / i. marsilla

PP y Ciudadanos exigen a Grezzi que escuche a hosteleros, empresarios de ocio y consumidores y rectifique la medida

Á. SERRANO/D. GUINDO

valencia. Un 70,6% de los valencianos está en contra de la decisión del Ayuntamiento de suprimir el aparcamiento en el carril bus durante la noche, según un estudio publicado ayer por la Asociación Valenciana de Consumidores y Usuarios (Avacu) que ha realizado un sondeo a cerca de 500 personas.

Únicamente un 25,2% está a favor de la medida. A mayor edad, aumenta el porcentaje de los que están en contra de esta decisión. Los motivos que argumentan quienes están en contra se centran en que facilita el aparcamiento nocturno en barrios residenciales y la movilidad de clientes en zonas de ocio, especialmente a los que viven alejados del centro y en pueblos limítrofes de Valencia o que las opciones alternativas de transporte son bastante escasas.

Además, un 47% afirma que sí ha modificado sus hábitos cuando sale por la noche mientras que un 48,3% responde que no. Por edades, los más jóvenes son los que más reconocen que les ha afectado esta decisión, ya que más de un 51% de los jóvenes de entre 18 y 30 años asegura haber modificado sus hábitos al salir por la noche, mientras que en el grupo de mayor edad (mayores de 65), más de un 50% reconoce que no los han modificado.

De entre los que están en contra, más del 64% ha cambiado sus hábitos de ocio, ya que, indican, «hay pocas alternativas para ir a las zonas de ocio», «si ya era difícil aparcar, ahora más, así que voy menos al centro y salgo por otras zonas donde pueda aparcar fácil y gratuito» o «he reducido mis salidas nocturnas». Fernando Móner, presidente de Avacu, cree que si estos datos de los consumidores y los del sector económico continúan, «el Ayuntamiento debería reunirse con todos nosotros para estudiar otras alternativas». Por su parte, el presidente de la Federación Empresarial de Hostelería de Valencia (FEHV), Manuel Espinar, calculó ayer un descenso de entre un 20 y 30% en el volumen de negocio de los locales de la ciudad tras la implantación de la medida.

El presidente de la gestora del PP de Valencia, Luis Santamaría, y el concejal del grupo Municipal popular Alberto Mendoza se reunieron ayer con la FEHV y con la Federación de Ocio, Turismo, Juego, Actividades Recreativas e Industrias Afines de la Comunidad Valenciana para analizar las consecuencias de la medida. Santamaría y Mendoza apuntaron que la bajada en la asistencia de clientes a unos 750 locales ha sido «cuantiosa» y ello puede llevar aparejado despidos a corto plazo que pueden superar el medio millar. Mientras, el concejal de Ciudadanos Narciso Estellés instó al tripartito a dar marcha atrás en una medida «que va en contra de la economía de la ciudad».

Fotos

Vídeos