Menos de un 1% de los vecinos participa en la votación para elegir obras municipales

Plaza del Ayuntamiento de Valencia. / j. monzó
Plaza del Ayuntamiento de Valencia. / j. monzó

El Consistorio reconoce que proyectos como la reurbanización de Pérez Galdós se tendrían que hacer por fases ante la falta de presupuesto

LOLA SORIANO VALENCIA.

Menos de un 1% de los vecinos de Valencia de más de 16 años, concretamente sólo el 0,88%, han participado en la primera fase de elección de los proyectos participativos que optan a recibir una inversión de siete millones de euros.

La concejal de Participación Ciudadana y Acción Vecinal, Neus Fábregas, reconoció ayer que todavía falta una cultura de la participación, si bien añadió que en la consulta de 2015 se presentaron 503 propuestas; en 2016, 591 y ahora 546.

En la presentación de los datos no se facilitó el perfil del votante porque se dirá cuando haya concluido la tercera fase y no se indicó si detrás de algunos proyectos, como la creación de carriles bici, peatonalizaciones o espacios para animales hay una campaña de colectivos o son iniciativas individuales.

Como curiosidad, de las 16 iniciativas presentadas por el Ayuntamiento, diez han recibido más de los 200 apoyos para pasar a la fase de viabilidad técnica, económica y jurídica previa a la votación que se hará del 1 al 15 de diciembre, entre ellos un centro de recuperación de gatos; los baños del jardín del Turia; la mejora energética del alumbrado o la reurbanización de Pérez Galdós.

Fábregas reconoció que algunos proyectos, en caso de salir adelante, «se tendrán que hacer por fases, como Pérez Galdós, ya que hace tiempo se valoró en 7 millones». Esto mismo podría pasar si saliera la propuesta ciudadana más votada, la de peatonalizar la plaza del Ayuntamiento. El concejal de Desarrollo Urbano, Vicent Sarrià, explicó que «todo lo que se ha recogido son propuestas, pero los técnicos tendrán que ver cuáles son abordables porque el dinero que hay es el que hay y algunas se tendrían que hacer por fases». Y añadió que en Pérez Galdós «ya teníamos previsto licitar en breve el proyecto y eso permitiría saber el coste exacto de la obra».

A la pregunta de qué pasaría si la ciudadanía vota un proyecto que no encaja con la línea política del tripartito, Neus Fábregas salió del paso diciendo que «de las iniciativas que han recibido apoyo, ninguna ha ido en contra del criterio municipal. Denota que estamos pensando en el mismo modelo de ciudad».

Desde el Grupo Popular, la concejal Lourdes Bernal, criticó que el tripartito pretende llevar adelante proyectos, al menos siete de los diez que le han respaldado, con una participación de sólo el 0,88%. «Han utilizado el proceso participativo para recabar apoyo a proyectos que tenían en los cajones». Indicó que del proceso de 2016 «no se han iniciado 23 obras que suman 3,2 millones y de 2017, queda por invertir 6,2 millones». Desveló que «ya han otorgado cuatro contratos menores por 81.984 euros, para desarrollar la consulta ciudadana del próximo año».

Fotos

Vídeos