Vecinos de Favara llevan hoy a Ribó el perjuicio por el botellón que padece el barrio

Á. SERRANO

valencia. Residentes del barrio de Favara al sur de la ciudad llevarán hoy a una reunión con el alcalde de Valencia, Joan Ribó, el problema del botellón que viven todos los fines de semana en el parque del Padre Jofré, concretamente en la zona delimitada por las calles Médico José Pérez-Fuster y Franco Tormo.

La presidenta de la Asociación de Vecinos de Favara, Rafaela Azmezcua, explica que la situación se da porque el parque «no se cierra por las noches, al menos la puerta más alejada de Gaspar Aguilar». Es en esta avenida donde se ubica una discoteca que egnera no pocas molestias a los vecinos. Aseguran los residentes de la zona que las peleas y discusiones a voz en grito son comunes a altas horas de la madrugada, cuando el alcohol ha comenzado a correr a raudales.

Mucha de esa ingesta de alcohol se hace, según denuncian los vecinos, en el parque. «No se cierra por las noches y la gente entra con los coches y pone música y se pone a beber. Arman mucho escándalo», dice Azmezcua. De hecho, llevaron el tema a la Junta de Distrito del pasado mes de enero, cuando el Consistorio les dijo que cuando las molestias fueran insoportables, tenían que llamar a la Policía Local, que como confirman los residentes en la zona, «suele acudir» cuando la requieren.

El problema va más allá del parque y la discoteca. No excesivamente lejos, en la calle Juan de Agulló, hay un bar que suele concentrar peleas y discusiones. Los vecinos han llamado a la policía en múltiples ocasiones por problemas derivados de este local hostelero.

Fotos

Vídeos