Los vecinos denuncian 130 zonas con plagas de mosquito tigre este verano en Valencia

Los vecinos denuncian 130 zonas con plagas de mosquito tigre este verano en Valencia

La contrata revisa cinco veces todos los lugares donde fue avistado el pasado año este tipo de insecto dentro de las tareas de prevención

P. M.

valencia. El mosquito tigre ha llegado para quedarse en Valencia, lo que han constatado los vecinos de prácticamente todos los barrios. El Ayuntamiento difundió ayer un balance de las actuaciones realizadas hasta ahora para combatir este insecto, donde se han recibido 128 alertas de otros tantos residentes para pedir una fumigación.

La concejal de Sanidad, Maite Girau, indicó que esto ha derivado en 38 actuaciones sanitarias que tan sólo en tres casos requirieron la intervención de la empresa contratada. También se han realizado cinco inspecciones programadas en aquellas zonas en las que en años anteriores se detectó mayor presencia del mosquito tigre, con independencia de que hubiese o no aviso.

Es sólo una muestra del trabajo que se realiza. Como publicó LAS PROVINCIAS, en sólo un año se han producido un millar más de avisos vecinales por la presencia de ratas, cucarachas y mosquitos. Esto es considerado positivo por la concejalía de Sanidad, al entender que ayuda a la prevención de estas plagas.

A lo largo de este año están previstas más charlas sobre el mosquito tigre con asociaciones de vecinos, así como campañas de divulgación para insistir en la necesidad de la colaboración ciudadana en la lucha contra esta clase de insecto.

La edil señaló que seguirán con la «apuesta por las nuevas tecnologías y recursos innovadores que han demostrado su alta efectividad, como la pintura utilizada en los imbornales. Hemos facilitado la comunicación con el ciudadano y optimizado los canales para los avisos que se pueden proporcionar a través de la nueva aplicación informática BichosAvís», dijo Girau. La contrata Lokímica incorpora cada año algún tratamiento novedoso, más efectivo para el tratamiento de plagas. Entre los más ingeniosos se encuentra la colocación de veneno para ratas con sabores a comida para que resulte más tentador, así como un tipo de gel diseñado por el exterminio de cucarachas en el alcantarillado.

El problema del mosquito tigre es que su picadura es más virulenta, pica de día y puede reproducirse en una pequeña cantidad de agua, como restos en el plato de una maceta o en el interior de un neumático, entre otros lugares.

El Consistorio ha editado un vídeo llamado «El detective del mosquito tigre» donde se explican todas estas circunstancias, además de la citada aplicación. En el presupuesto de este año se ha incrementado en 150.000 euros el dinero destinado a la lucha contra las plagas en la ciudad de Valencia.

Fotos

Vídeos