Vecinos del Cabanyal reprochan otra vez a Ribó «no hacer nada en dos años»

Vecinas muestran los restos de la fiesta de la calle San Pedro.
Vecinas muestran los restos de la fiesta de la calle San Pedro. / lp

Los residentes critican al alcalde la falta de acción después de que una mujer recibiera amenazas por denunciar el ruido nocturno

LOLA SORIANO VALENCIA.

Los vecinos del Cabanyal acusan de nuevo al alcalde de Valencia, Joan Ribó, «por no hacer nada en dos años en la zona cero». Las críticas de los residentes se están recrudeciendo por el aumento de los ruidos y las fiestas sin control en las calles más degradadas.

Salvem el Cabanyal, en un mensaje de redes sociales, envió un mensaje a Ribó. Le recordaron que «las cosas van de mal en peor» y añadieron que «nadie desde la administración está haciendo nada». Incluso apuntaron que «dos años dan tiempo para mucho y ustedes no han hecho nada en la zona cero».

Estas declaraciones se producen justo el día después de que los residentes de la calle San Pedro denunciaran una nueva noche de escándalos y ruidos.

Una de las residentes afectadas, Teresa, argumentó aún nerviosa que no había podido dormir «porque más de 30 personas se pusieron en la noche del martes en la calle San Pedro y en un solar a celebrar una fiesta. La música estaba muy alta, incluso se pusieron a cantar con guitarras y la gente estuvo bebiendo alcohol y armando escándalo».

Los vecinos detallan que al ruido hay que unir el problema de la suciedad, «la calle, mediodía después, sigue sucia, con botellas, colchones, muebles. No podemos llevar una vida normal si no se comportan como toca». Precisamente la fiesta se estaba celebrando en el solar de una casa que tuvo que derribar el Ayuntamiento por culpa del incendio que unos okupas habían producido en la casa contigua que los drogadictos utilizan para inyectarse.

Tras las llamadas vecinales, una patrulla de la Policía pidió a los participantes en la fiesta que quitaran la música, «pero aunque la apagaron, siguieron con los gritos y molestias. La Policía viene y hace los partes, pero no sabemos por qué luego no hay consecuencias para esta gente», indicó Teresa. En la web de Salvem afirmaron que «la policía ha bajado sin bajar del coche».

Precisamente, la vecina que salió a la calle para fotografiar la suciedad que estaban generando, recibió amenazas. «Me llegaron a decir que iba a quemarme a mi y a mi casa con gasolina. Los vecinos no tenemos por qué aguantar esto», añadió. Faustino Villora, portavoz de Salvem, indicó ayer que «el problema de la convivencia continúa. No se nota efectividad. Ya se están produciendo enfrentamientos personales entre vecinos y los que no respetan las ordenanzas. No se puede soportar».

Más

Fotos

Vídeos