Vecinos de Beteró exigen que se planten los árboles del carril bici

LOLA SORIANO

valencia. Los vecinos del barrio Beteró criticaron ayer que las obras del carril bici que unen Blasco Ibáñez con la avenida de los Naranjos se han dejado sin terminar, puesto que no se ha completado la instalación de la zona de árboles prevista. Si bien el Consistorio dejó preparado el tramo en marzo, «nos dijeron que se iban a poner árboles alrededor y ya han pasado varios meses y no tenemos zonas de sombra en todo ese tramo», explica Aroa Haba, presidenta de la asociación Grupo Virgen del Carmen-Beteró.

Esta situación se debe a los problemas que el Ayuntamiento tiene con la empresa que efectuó estas obras, que es la misma que comenzó los trabajos en la avenida del Cid -paralizados al exceder plazos y sobrecostes-, y la de San Vicente. De hecho, en una entrevista que la asociación mantuvo con el alcalde, Joan Ribó, éste reconoció que el tema estaba paralizado. Los vecinos recordaron que, además, es necesario mejorar la señalización de parte del trazado «porque en algunos puntos no hay buena visibilidad.

Desde el grupo municipal de Ciudadanos, el concejal Narciso Estellés también coincidió en señalar las deficiencias del carril bici de Beteró. «Es una muestra más de la descoordinación del tripartito en materia de planificación y ejecución en la ciudad de Valencia. Las áreas no se entienden ni se hablan. Las quejas vecinales están más que fundadas porque donde antes había árboles, ahora ya no están».

Fotos

Vídeos