Valencia sigue sin ventajas para vehículos ecológicos aplicadas en otras ciudades

Una etiqueta medioambiental, colocada en un coche./Asensio Carricondo
Una etiqueta medioambiental, colocada en un coche. / Asensio Carricondo

El Ayuntamiento no aclara cuándo aplicará incentivos para el parking o la movilidad que ya disfrutan conductores de Madrid y Barcelona

J. A. MARRAHÍ VALENCIA.

Ha pasado un año desde que la Dirección General de Tráfico comenzó a distinguir a conductores valencianos con pegatinas de colores. Primero fueron los coches y ahora las motos. El propósito es premiar a los vehículos menos contaminantes con ventajas que se aplican en otras ciudades pero de las que no se sabe nada en Valencia.

En la carta de Tráfico que recibieron los propietarios se indica: «Las autoridades locales identificarán de forma rápida su vehículo y podrán permitirle disfrutar de ventajas o incentivos previstos en cada momento, ya sea en el ámbito fiscal, en la movilidad o en la regulación de aparcamiento», entre otros.

Más información

El Ayuntamiento de Valencia preveía ventajas en el impuesto de circulación, antes incluso de la distribución de distintivos por parte de Tráfico. Pero ¿qué sucede con esas otras denominadas 'recompensas' en movilidad y regulación de aparcamiento? LAS PROVINCIAS consultó varios días a la concejalía de Movilidad Sostenible, aunque en el departamento del concejal y ecologista Giuseppe Grezzi nadie aclaró si el consistorio ha previsto ya esos beneficios. O siquiera si se van a implantar.

De momento, no hay normativa al respecto y hasta hace sólo unas semanas, la nueva jefa provincial de Tráfico, Pilar Fúnez, no tenía constancia de que en la ciudad de Valencia hubiera beneficios de movilidad o aparcamiento para los vehículos más ecológicos.

«A corto plazo»

En primavera del año pasado, la primera feria del vehículo eléctrico, Electric Movements, tomó la plaza del Ayuntamiento. Y hasta el propio sector dio un evidente toque de atención al edil de Movilidad. Desde la empresa valenciana LugEnergy, lanzaban esta crítica: «Notamos un incremento año tras año, pero aquí es más lento que en otras ciudades y creemos que es debido a los incentivos del Ayuntamiento, que no da ninguno. En Madrid y Barcelona no pagan impuesto de circulación, aquí sí. Allí la zona azul es gratis y aquí no», destacaron.

Noticias sobre las etiquetas eco de la DGT

En ese encuentro Grezzi recordó que desde 2015 los vehículos eléctricos matriculados en la ciudad tienen beneficios fiscales, prometió más puntos de recarga y avanzó una intención: que la zona azul también sea gratuita para ellos a corto plazo. Casi un año después de esos buenos deseos verdes, no ha habido respuesta alguna a este diario sobre la implantación de las ventajas de movilidad y aparcamiento.

En Madrid, sin embargo, ya se han puesto las pilas para que los distintivos repartidos por la DGT tengan algún sentido práctico. Su consistorio, a diferencia del de Valencia, responde para explicar que los titulares de vehículos menos contaminantes «obtienen gratis la autorización 'Cero Emisiones' para estacionar en las plazas verdes y azules sin límite temporal y sin abono del estacionamiento». Además, «tienen acceso libre a las Áreas de Prioridad Residencial del Ayuntamiento de Madrid».

Igualmente, en la capital española «los vehículos híbridos y los que tienen el certificado ECO otorgado por la DGT podrán seguir circulando cuando se restrinja el tráfico en el centro o en la M30 en jornadas con niveles altos de contaminación».

En Barcelona también hay ventajas de aparcamiento. Según su Ayuntamiento, «los usuarios de vehículos eléctricos pueden estacionar en plazas de área azul y área verde de la ciudad con una tarifa excepcionalmente bonificada al 100%, según la regulación horaria y características propias de cada zona».

Bonificación fiscal

Tal y como explicaron en su día fuentes de la concejalía de Hacienda, la ordenanza del Impuesto de Circulación en Valencia sí tiene en consideración a los vehículos menos contaminantes. Pero a efectos fiscales, la pegatina de la DGT no es de utilidad práctica para el departamento. Obviamente, el Consistorio no emite sus cargas impositivos mirando las pegatinas de la luna de los coches, sino atendiendo a la documentación de la que dispone.

Los vehículos híbridos, por ejemplo, gozan de una bonificación del 75% en la cuota del impuesto municipal. Son los menos frecuentes. Tráfico contabiliza algo más de 1.600 turismos en toda la Comunitat. Similar rebaja está regulada por el ayuntamiento para los coches nuevos «que usen como carburante gas natural licuado del petróleo o comprimido». Por último, el Consistorio prevé una rebaja del 30% durante tres años para coches de nueva matriculación posteriores a enero de 2016 que funcionen con gasolina sin plomo y con un grado bajo de emisión de CO2. Así las cosas, los conductores pueden pegar si quieren la 'ecopegatina' en su coche o moto. No es obligatorio hacerlo. Y de momento, en Valencia, no sirve.

Más

Fotos

Vídeos