Valencia renuncia a la cláusula social en su contrato de suministro eléctrico

El concejal Sergi Campillo / /LP
El concejal Sergi Campillo / / LP

El Ayuntamiento no podrá exigir a las empresas que no corten la luz por impagos sin avisar antes al Consistorio

Álex Serrano
ÁLEX SERRANO

El Ayuntamiento de Valencia ha decidido renunciar a la cláusula social en el contrato de suministro eléctrico. Los problemas legales han forzado al Consistorio a derivar esta cuestión a servicios sociales.

El concejal de Gobierno Interior, Sergi Campillo, ha explicada en rueda de prensa que debido a la resolución del Tribunal Administrativo de Recursos Contractuales se van a ver obligados a adherirse al acuerdo marco de la Fundación Española de Municipios y Provincias para un contrato puente de 16,73 millones de euros. Este documento servirá para proveer de energía eléctrica a la ciudad durante un año.

Esta energía no será 100% renovable, pero sí lo será la del nuevo contrato que comenzará a preparar el Consistorio «al día siguiente», según Campillo, de aprobar el acuerdo marco. Este nuevo documento exigirá que toda la energía que comercialice la empresa adjudicataria provenga de fuentes no contaminantes, tal como ha hecho el Ayuntamiento de Madrid. El acuerdo tendrá una vigencia de un año más otro prorrogable y Campillo no ha sabido concretar si llegará antes de las elecciones municipales de 2019.

El Ayuntamiento ha conseguido ahorrar más cuatro millones y medio de euros entre los años 2014 y 2017 con los medidas de eficiencia energética implementadas.

Fotos

Vídeos