Valencia prohibirá circular por la ciudad al tráfico privado si hay altos niveles de polución

Atasco en una calle de Valencia, en una imagen de archivo.
Atasco en una calle de Valencia, en una imagen de archivo. / j. j. monzó

El Ayuntamiento fija dos niveles de restricciones, uno con el cierre de la zona ORA y otro para la circulación según si la matrícula es par o impar

P. MORENO

valencia. El Ayuntamiento prevé aprobar hoy el primer protocolo de las medidas a adoptar en casos de alta contaminación. La más llamativa es la prohibición del tráfico privado de vehículos, según el documento al que tuvo acceso ayer LAS PROVINCIAS. La circulación se permitirá dependiendo de si la matrícula es par o impar.

El Decreto 102/2011 establece umbrales de alerta para tres contaminantes, dióxido de nitrógeno, dióxido de azufre y ozono, y define el umbral tolerable como el nivel a partir del cual una exposición breve supone un riesgo para la salud, que afecta al conjunto de la población y requiere la adopción de medidas.

El valor para el dióxido de nitrógeno está fijado en 400 microgramos por metro cúbico de aire durante tres horas consecutivas. También se establece un valor límite horario, por el que no deben superarse más de 18 veces al año la cifra de 200 microgramos por metro cúbico.

Sobre las partículas PM10, se establece un valor límite diario para la protección de la salud de 50 microgramos por metro cúbico que no debe superarse más de 35 ocasiones por año. El límite anual se sitúa en 40 microgramos por metro cúbico. A partir de esos límites es cuando entrarían en vigor las limitaciones para el tráfico privado.

En el municipio de Valencia, precisa el protocolo, el umbral de alerta para el dióxido de nitrógeno no se ha superado en ningún momento, desde que se está realizando el control de la contaminación atmosférica. El valor límite horario sí se ha superado en unas pocas ocasiones y de forma aislada en las estaciones de la red de vigilancia.

En cualquier caso, el protocolo servirá para tener claros los criterios. Se distinguen dos tipos de episodios por su gravedad, siendo el primero una serie de recomendaciones para publicar en las redes sociales, así como la prohibición del estacionamiento en la zona Azul y zona Naranja. Para ello se darán indicaciones a la empresa de la ORA de que anule el uso de las máquinas expendedoras con una placa.

En los episodios tipo 2 se habla de informar a los grupos de población de riesgo especialmente sensible como mayores, niños y personas con patología respiratoria o cardiovascular crónico e inmunodeprimidos, embarazadas y diabéticos. Se deberá informar en todos los colegios, institutos, universidades, centros de salud, hospitales, residencias de ancianos y centros de día.

Las restricciones de tráfico serían para todos los vehículos, incluidos motocicletas, triciclos y ciclomotores, según matrícula, excepto para los autorizados de transporte público y mercancías, entre otros. La distinción por matrículas se realizaría de tal modo que puedan circular en días pares los vehículos cuya matrícula acabe en par o en cero y en días impares aquellos vehículos cuya matrícula acabe en impar. La Policía Local hará un plan de control en cumplimiento de estas restricciones.

Otras medidas que podrían contemplarse, y que debería decidir si lo considera adecuado el Órgano de Gestión de episodios de alta contaminación atmosférica serían restricción de operaciones en las obras que generan contaminantes en la ciudad, las operaciones de asfaltado o suspender todos los derribos.

Fotos

Vídeos