Valencia tendrá un nuevo jardín de casi 4.000 m2 en la Ermita de Orriols

Plano del proyecto en la Ermita de Orriols./Ayuntamiento de Valencia
Plano del proyecto en la Ermita de Orriols. / Ayuntamiento de Valencia

El proyecto busca recuperar la memoria histórica del barrio y contará con un sistema sostenible de drenaje pluvial

EFEValencia

El Ayuntamiento de Valencia ha iniciado hoy las obras del nuevo jardín de la Ermita de Sant Jeroni, en el barrio de Orriols, con una superficie de 3.965 metros cuadrados, un presupuesto de más de 262.000 euros, un plazo de ejecución de cuatro meses y un carácter sostenible con arbolado típico de la huerta.

El alcalde de Valencia, Joan Ribó, y la concejala de Parques y Jardines, Pilar Soriano, han presentado hoy el proyecto, que busca recuperar la memoria histórica del barrio y que se enmarca en la estrategia de convertir Valencia en «una ciudad de parques y plazas donde la gente pueda socializar y disfrutar de la naturaleza».

Así lo han puesto de manifiesto en una rueda de prensa, en la que han destacado que en septiembre se iniciarán obras en diez jardines, correspondientes a los presupuesto participativo de 2016, y hasta fin de año se pondrán en marcha otros proyectos -algunos acabarán en 2018-, con una inversión total de unos 2 millones de euros.

Sobre el nuevo jardín, Soriano ha dicho que, aunque no ha sido de presupuestos participativos, su diseño sí lo ha sido y ha explicado que tendrá un plano de la Ermita, otro del parque y otro de los caminos que lo recorren y lo unirán a las dotaciones del barrio.

Ha detallado que entre el arbolado habrá frutales, que seguirán la hilera de casas del antiguo barrio y recuperarán así la historia, y moreras, «típicos de la zona de huerta» y ha explicado que habrá un sistema sostenible de drenaje pluvial y una zona de infiltración alrededor de la Ermita, además de una zona central de tierra «multiuso», gradas, juegos infantiles e iluminación sostenible.

«Ahora es un solar entre las dos realidades del barrio de Orriols, que no podían estar separadas y ahora será el punto de encuentro», ha apuntado.

El nuevo jardín era hasta ahora un aparcamiento. Preguntado sobre ese servicio, Ribó ha asegurado que «se buscarán soluciones» aunque «no hay legislación que garantice el derecho a aparcar en la calle» y lo «primero es que la gente tenga espacio».

Ribó ha destacado que trabajan «para recuperar espacio público para los ciudadanos» y ha señalado que para el gobierno de València los parques y jardines son «espacios de calidad de vida, demandados por la ciudadanía, de relación intergeneracional y no solo de relación con la naturaleza sino también de socialización».

Entre los proyectos pendientes «en todos los barrios», está el jardín de Malilla que, según Pilar Soriano, aún no han recepcionado a la espera de que Iberdrola acometa el enterramiento de una línea de media tensión que lo atraviesa y que confían que «será en breve».

Preguntados por las quejas de que Valencia está sucia en verano, Ribó ha apuntado que ha podido haber «algún repunte» en agosto, sobre todo por falta de lluvia pero ha recordado que eran «de las capitales que menos destinaba a limpieza por cápita», que han subido los presupuestos destinados a estos cometidos en los últimos años y que las protestas han bajado.

Además de incidir en que se va a mejorar esos aspectos puntuales, ha señalado que Limpieza ha expedientado a una de las tres empresas que realizan el servicio por incumplimiento en el mantenimiento de solares.

Soriano ha defendido que «no ha sido un verano malo en limpieza» y ha añadido que, aunque se ha reforzado el baldeo, el «centro registra mucha afluencia de gente y puntualmente ha podido haber una situación que no sea la óptima».

Fotos

Vídeos