Valencia carece de contrata para la limpieza de monumentos

La estatua dedicada a Montoliu, horas antes de que un aficionado procediera a su limpieza. / lp
La estatua dedicada a Montoliu, horas antes de que un aficionado procediera a su limpieza. / lp

Cultura responde al PP que la empresa acabó en 2016 y está a la espera de otra al ser preguntada por la suciedad de la estatua de Montoliu | Un aficionado procede, durante la noche, al lavado del monumento del banderillero

Paco Moreno
PACO MORENOValencia

Una pregunta del grupo popular acerca del retraso en la limpieza del monumento dedicado al torero y banderillero Manolo Montoliu (1954-1992) ha desvelado que el Ayuntamiento carece de una contrata dedicada al mantenimiento de este tipo de piezas desde diciembre de 2016. El concejal Félix Crespo criticó la demora de estas tareas, que en el caso citado se remonta al pasado 23 de marzo.

Esta pasada noche, de hecho, un aficionado valenciano, acompañado de otras dos personas, se ha encargado de limpiar el monumento en cuestión.

La concejal de Patrimonio, Glòria Tello, contestó a las preguntas de la edil popular Beatriz Simón el pasado 19 de julio, aunque el mal estado de la escultura dedicada al banderillero seguía ayer, hasta la intervención llevada a cabo por el ciudadano, hace tan sólo unas horas. La respuesta señala que en «diciembre de 2016 finalizó el contrato de limpieza y se está tramitando otro plurianual para lo que queda de 2017 y 2018. Todavía no se ha aprobado. Cuando esté y en función de la capacidad de gestión y por orden según el valor patrimonial, se irán limpiando los monumentos y mobiliario de carácter artístico de la ciudad».

Crespo señaló que «parece que para este tripartito no es prioritario destinar 300 euros a restaurar el patrimonio valenciano pero si destina más de 400.000 euros a los gastos de todo lo relacionado con la II República. Como manifestó un compañero de la concejala Tello, 'tenemos una hoja de ruta que cumplir y nos debemos a nuestros votantes'. Otros monumentos están también sucios de pintadas. Un ejemplo se encuentra en la base del Parotet, la escultura de Miquel Navarro en el cruce de la calle Padre Tomás Montañana y la avenida de Francia. Los puentes históricos del viejo cauce han sufrido numerosas veces la acción de los grafiteros.

Con la cifra de 300 euros se refirió a la anterior factura pagada por el Consistorio de la limpieza de esta escultura, atacada al menos tres veces por los antitaurinos. En la última ocasión resultó manchada con pintura plateada en la parte frontal, tanto en la figura como en la peana.

Esculturas y monumentos son víctimas frecuentes de las pintadas, como ocurre en el jardín del Turia

Crespo recordó que la asociación Amigos Montoliu-Curro Valencia ha intentado que se limpie la escultura. La entidad difundió un escrito donde se señala que «consideramos de vital importancia que las peñas y asociaciones taurinas cursen una petición de reparación de la escultura para que se una vez por todas, se vea la imagen original y no la degradante que ahora se aprecia».

Los ataques antitaurinos se han dado en otras ciudades españolas. «En Sevilla, con el ataque al monumento a Curro Romero, en Chiva con el dedicado a Enrique Ponce o en los aledaños de Las Ventas, las esculturas que presiden las explanadas en recuerdo de toreros, también fueron atacadas por antitaurinos».

La diferencia con lo ocurrido en Valencia, añaden, es que «pese a que fueron rociadas con diferentes productos químicos, en todas las ocasiones se han subsanado los escarnios con una celeridad envidiable. Pero aquí el Ayuntamiento, que todos sabemos quién lo dirige (antitaurinos manifiestos), no tiene el mínimo interés en solventar el estado de la escultura por lo que significa». El gobierno municipal rechazó tan lejos como el pasado julio que se autorizaran los bous al carrer y los bous en corda, prohibidos el año anterior pese al rechazo de numerosas peñas taurinas.

La pieza contabiliza al menos tres ataques en sólo dos años

La estatua inaugurada en 1995 ya sufrió un ataque vandálico con pintura por colectivos antitaurinos en diciembre de 2015. El 23 de abril de 2016 y tras la manifestación independentista organizada por Acció Cultural del País Valencià se repitieron los ataques con pintura, aunque en esa ocasion sí que fue limpiada por una empresa con un coste de 245 euros. «Sí no la limpian ya es porque no quieren hacer un simple encargo», lamentó el edil del grupo popular.

Fotos

Vídeos