Valencia exigirá energías renovables para el alumbrado

Á. S.

valencia. El Ayuntamiento de Valencia se ha visto obligado a renunciar a la cláusula contra la pobreza energética en el nuevo contrato de suministro de energía eléctrica. La oposición de las eléctricas ha forzado al Consistorio, después de que fuera tumbado el contrato que prepararon el pasado año, a adherirse a un contrato puente con Gas Natural Servicios SDG S.A. acogiéndose al acuerdo marco de la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP).

El Ayuntamiento, eso sí, prepara un nuevo contrato tras este año de «puente». En él, se exigirá, «como novedad» y «como criterio de solvencia», la «etiqueta clase A de las empresas licitadoras», que implica que «el cien por cien de la energía comercializada sea de origen renovable», según explicó el concejal de Gobierno interior, Sergi Campillo. En consecuencia, como precisó ayer el edil, las empresas que no comercialicen solo con renovables «quedarán excluidas». Campillo destacó que esta es la condición puesta también por el Ayuntamiento de Madrid y afirmó que responde al «compromiso» del Consistorio «con la lucha contra el cambio climático» y la defensa de «las energías renovables» frente a la «guerra» abierta frente a ellas por el Gobierno.

Fotos

Vídeos