Valencia consolida el mejor año con el aumento de turistas en agosto

Un grupo de turistas con un guía en la plaza de la Virgen. / MONZÓ

Apartamentos y extranjeros protagonizan la subida de visitantes, que en los primeros ocho meses alcanza los 1,37 millones de personas

Paco Moreno
PACO MORENOValencia

La previsión de que Valencia alcance los dos millones de visitantes este año está más cerca. El Instituto Nacional de Estadística ha difundido ya el balance de agosto, que ha ratificado la tendencia al alza de los meses anteriores. La suma entre hoteles y apartamentos asciende a 1,37 millones de visitantes, un dato provisional que podría incluso corregirse al alza.

La capital no ha dejado de subir desde hace una década, salvo dos tropezones en 2009 y 2010 por la crisis económica. El pasado ejercicio el listón se quedó en 1,93 millones de turistas y 4,51 millones de pernoctaciones, según los datos facilitados por Turismo Valencia.

Agosto ha sido mejor que en 2016 por dos razones fundamentalmente, a tenor del análisis de las estadísticas. La primera es el fuerte incremento de las estancias en los apartamentos turísticos, que ha pasado de 112.731 a 146.541 personas.

Al margen se sitúan los que no están en el registro de la Generalitat, fuera de las estadísticas y que adolecen incluso de falta de licencias. Un estudio presentado por el Consistorio el pasado agosto señalaba que en Valencia hay 5.714 apartamentos, de los que 2.429 pueden considerarse ilegales.

La otra razón del incremento es la mayor afluencia de extranjeros, que en los ocho primeros meses del año han pasado de 598.063 personas en 2016 a 635.298 visitantes en este ejercicio. No en vano, el aeropuerto de Manises ha registrado aumentos superiores al 10% en cada comparación mensual.

En cuanto a las pernoctaciones, se ha pasado de 3,04 a 3,29 millones de días al sumar apartamentos y hoteles, siempre con la salvedad de que una parte notoria de los primeros se quedan fuera de la estadística. El gobierno municipal tiene pendiente una regulación, basada en la limitación de esta actividad en los distritos donde hay más saturación.

Gómez indicó durante el Debate del Estado de la Ciudad que Ciutat Vella será la primera zona de Valencia donde se apruebe esta normativa, gracias al trabajo que realiza el Consistorio para la refundición de los diversos planes aprobados los últimos años para estos barrios.

Otras medidas están mucho más en el aire, como es el caso de la negociación con plataformas digitales de reserva de apartamentos, donde la petición pasa porque sólo aparezcan los inmuebles inscritos en el registro de la Generalitat. De esto no hay plazos conocidos, mientras arrecian las quejas vecinales por los problemas de convivencia en algunos casos aislados.

Lo que sí ha servido el balance del pasado agosto es para erradicar cualquier atisbo de temor a una posible «turismofobia» en Valencia similar a la acaecida este verano en Barcelona y las Baleares. Salvo un caso de ocupación simbólica de un apartamento, que no fue más allá del despliegue de una pancarta y una serie de consignas dichas a través de un megáfono, la integración de los turistas en la ciudad ha sido normal.

La mayor afluencia se nota tanto en viajeros como en pernoctaciones, tanto españoles como extranjeros, aunque en el apartado nacional las cifras son tan similares que podría hablarse de estancamiento. Se produce además la circunstancia de que los días de estancia han sido prácticamente los mismos con un balance de 481 jornadas más.

El reto es mantener la afluencia el resto del año sin bajadas significativas. De ahí el interés de Turismo Valencia en la llamada desestacionalidad, para dejar que marzo y los meses de verano sean los que salven el resto de la temporada. Pese a esa circunstancia, el único mes que se han superado los 100.000 visitantes extranjeros ha sido agosto.

Temas

Ine, Turista

Fotos

Vídeos