Valencia da la bienvenida al nuevo año del perro

Uno de los grandes dragones presentes en el desfile de ayer. Arriba, instante de la batucada china. / juan j. monzó
Uno de los grandes dragones presentes en el desfile de ayer. Arriba, instante de la batucada china. / juan j. monzó

La lluvia no logró estropear la cabalgata de dragones, tambores y carrozas entre la calle Pelayo y la plaza del Ayuntamiento Miles de valencianos asisten la fiesta de la comunidad china

Á. MOHORTE

Valencia. Ya es el año del perro en Valencia. Miles de valencianos y chinos se unieron en la celebración la tarde de ayer del año nuevo de esta cultura oriental. La lluvia no ensombreció la cabalgata que por primera vez recorrió el centro de Valencia desde la calle Pelayo hasta la plaza del Ayuntamiento. Aunque las últimas carrozas tuvieron que apretar el paso cuando el agua empezó a hacer acto de presencia, la totalidad del espectáculo estaba ya en las calles.

Aunque muchos asistentes lamentaron el precipitado desenlace de la cita, la sensación general era de satisfacción y los mejores deseos para que el próximo año se repita la fiesta. De hecho, durante toda la jornada se realizaron actividades culturales del país asiático y la fachada del Ayuntamiento se iluminó de rojo, el color de esta festividad, y se colgó también una pancarta para conmemorar la cita.

La Cabalgata cívica del Año Nuevo Chino, que llevó a cabo su séptima edición, estuvo organizada por la Asociación de Comerciantes Chinos de la Comunidad Valenciana, en colaboración con el Ayuntamiento de Valencia y el Instituto Confucio de la Universitat de València.

Diversas actividades culturales durante toda la jornada dieron a conocer tradiciones de este pueblo

En la cabalgata desfilaron varios grupos folclóricos y culturales que tienen presencia en la sociedad valenciana, cuatro carrozas con motivos chinos y con tambores realizados por una empresa valenciana y también una batucada china. Durante el recorrido, el público pudo ver también exhibiciones de artes marciales, danzas de león y dragón, y diferentes espectáculos de esta cultura que fueron muy celebrados entre los asistentes.

La zona que tradicionalmente acoge la mascletá en fallas se llenó de stands que ofrecieron diferentes actividades sobre la cultura china como caligrafía, elaboración de té, nudos o papel recortado. Además, hubo exhibiciones de canciones infantiles de las escuelas chinas de Valencia, de música popular con instrumentos tradicionales y de artes marciales como taichí o wushu.

La decisión de iluminar de rojo en conmemoración del Año Nuevo Chino la casa consistorial sirve para unirse así también a la iniciativa de Guangzhou, ciudad china hermanada con Valencia en 2012, aunque también lo está con Xian desde 2016 y con Chengdú desde 2017. Otros edificios emblemáticos del mundo, como el Empire State de Nueva York, la torre de Sydney o la torre de Tokyo también se iluminarán.

Fotos

Vídeos