El Ayuntamiento pide no hacer deporte en la calle por la contaminación

Valencia, cubierta por el humo de la quema de paja, a finales de la semana pasada./T. RODRÍGUEZ
Valencia, cubierta por el humo de la quema de paja, a finales de la semana pasada. / T. RODRÍGUEZ

El Ayuntamiento aplica el protocolo cinco jornadas después de la quema de la paja del arroz y con un río repleto de deportistas todos los días

Álex Serrano
ÁLEX SERRANO

Apenas 72 horas después de que más de 16.000 personas recorrieran Valencia en la sexta edición del Maratón Trinidad Alfonso, el Ayuntamiento recomendó ayer no realizar deporte al aire libre. Lo hizo porque los episodios de contaminación del pasado viernes (antes de la prueba) se repitieron a lo largo de esta semana.

El Consistorio ha puesto así en marcha el nivel 1 del protocolo para casos de polución atmosférica, que contempla medidas informativas, recomendaciones y la prohibición de aparcar en la zona azul, que no se ha puesto en marcha en esta ocasión.

Y no lo ha hecho porque los problemas atmosféricos que se vienen viviendo en la ciudad desde el pasado viernes están motivados por tres factores distintos, ninguno de los cuales es el tráfico. La quema de la paja del arroz del pasado viernes disparó los niveles de partículas en suspensión PM10, pero el anticiclón que se abate sobre Valencia desde este fin de semana y la falta de viento y de lluvias dificulta su dispersión. Además, las obras del Parque Central coadyuvan a esta situación, que ha provocado que en dos estaciones de medición de calidad ambiental de la ciudad se hayan superado los niveles correctos en dos jornadas distintas.

Son esas lecturas las que han obligado al Consistorio a tomar una medida que la concejalía de Medio Ambiente estudiaba ya desde comienzos de esta semana, cuando determinadas estaciones, sobre todo las del sur de la ciudad, ya daban una calidad del aire deficiente o muy mala, como ha podido saber LAS PROVINCIAS. Tras monitorizar esta situación, se ha decidido aplicar el nivel 1 de un novísimo protocolo aprobado este mismo año. Se da la circunstancia, además, de que es el propio Consistorio el que reconoce que los problemas ambientales no están motivados por el aumento del tráfico rodado o de los atascos. Así las cosas, los niveles de NO2, el más nocivo de los gases de escape, son elevados pero no motivan la toma en consideración de medidas contra el tráfico rodado.

El nivel 1 del protocolo, eso sí, contempla la prohibición de aparcar en zona azul o zona naranja, pero el Consistorio ni se lo plantea.Esta situación, provocada como insisten desde el Consistorio por la quema de paja del arroz que el pasado viernes cubrió la ciudad de una nube acre que incluso afectó a la visibilidad en algunos puntos y horas, ha forzado a Medio Ambiente a recomendar no hacer deporte al aire libre, sobre todo a personas «especialmente sensibles».

«El Ayuntamiento recomienda limitar la quema de rastrojos y no hacer ejercicio físico intenso al aire libre»

Es importante destacar que se activa episodio tipo 1 al haber superado dos días consecutivos en dos estaciones, por eso se activó ayer y no antes. Los problemas de contaminación llegan, paradójicamente, con un tripartito en el Ayuntamiento de Valencia que ha espoleado activamente el uso de la bicicleta, con el anillo ciclista por la ronda interior como medida más importante de toda una acción de gobierno del alcalde de Valencia, Joan Ribó, que supone librar «una guerra contra el coche», como ha asegurado el concejal Grezzi en múltiples ocasiones.

El aumento del uso de la bicicleta por toda la ciudad y, por tanto, la reducción del tráfico rodado, variables ambas que se leen de los datos oficiales que el Consistorio publica mes tras mes, coloca a más gente al aire libre en pleno episodio contaminante, además de las miles de personas que cada día practican deporte al aire libre en el Jardín del Turia. Además, aunque la reducción de tráfico en algunos puntos (y el aumento en otros) es una realidad palmaria, también lo es que los atascos se han disparado.

La concejala del grupo municipal popular, Lourdes Bernal, pidió ayer al alcalde Ribó que dé «más información y más clara a la población de la que el Ayuntamiento está dando hasta el momento». Los concejales responsables del tripartito y el alcalde «deberían haber comparecido públicamente para dar más explicaciones». «Es necesario sobre todo que se garantice que la información llega a la población de riesgo, como las personas mayores y los que padecen alguna enfermedad respiratoria», solicitó la concejala del grupo municipal popular.

Fotos

Vídeos