Urgencias del Clínico, saturada con camas en los pasillos

Representantes de los trabajadores denuncian la presencia de 19 pacientes en espera

L. GARCÉS VALENCIA.

La unidad de Urgencias del Hospital Clínico se vio ayer saturada por la afluencia de pacientes hasta el punto de que a última hora de la mañana había «19 personas en los pasillos» de este servicio a la espera de disponer de plaza para ingresar o dejar el hospital, según denunció el sindicato UGT. La formación sindical aseguró que la presencia de enfermos que llenó el servicio, llevó a que incluso se tuviera que recurrir a llevar pacientes «al pasillo del área de administración de la unidad porque en el de Urgencias ya no cabían». Además, aseguraron que la constante afluencia de pacientes llegó a convertir el vestíbulo en «el área de preingreso».

Desde el centro sanitario destacaron que el miércoles se registraron «460 urgencias, cifra dentro de la normalidad». Sin embargo, ayer añadieron que el cambio de temperatura llevó a un incremento de «las patologías respiratorias y las descompensaciones». Como consecuencia de ello el centro sanitario ha registrado «más ingresos».

A ello añadieron que durante la mañana de ayer, «todas las personas que necesitaron cama, ingresaron» y apuntaron que a las «14 horas sólo esperaban cama tres personas» para las que preveían que en breve dispondrían de plaza.

José Santamaría, representante de UGT en el Clínico, lamentó la situación y recordó que las obras en la unidad de Urgencias «no están acabadas». Esta circunstancia le llevó a reclamar su finalización y al mismo tiempo a solicitar mayor disponibilidad de personal.

A juicio del representante sindical el hecho de que los pacientes tengan que estar en los pasillos de Urgencias conduce a imposibilitar la necesaria cercanía respecto de los profesionales para su observación, puesto que el espacio donde se encuentran los pacientes no dispone de los medios necesarios para el seguimiento.

Fotos

Vídeos