La UPV, número uno mundial en el uso del método de docencia inversa

La UPV, número uno mundial en el uso del método de docencia inversa

Clase inversa o flipped classroom es un método pedagógico que modifica los roles del profesor y alumno dentro y fuera del aula

REDACCIÓNValencia

El interés por mejorar e innovar es el principal motivo que lleva al docente a invertir la metodología. Otras razones, la poca participación de los alumnos en clase (25%) o la imposibilidad de impartir la totalidad de la materia (8%). Así se recoge un informe presentado durante la sesión que ha celebrado el Consejo de Gobierno de la Universitat Politècnica de València.

En la UPV, 421 docentes y cerca de 9.000 alumnos optan por Docencia Inversa, según se desprende de la memoria presentada durante la sesión del Consejo de Gobierno

Durante el último curso, 256 asignaturas y 270 profesores se sumaron al proyecto Docencia Inversa. Esta metodología se puso en marcha en la Universitat Politècnica de València en 2014 como experiencia piloto y ha pasado de 19 a 357 asignaturas y de 28 a 421 docentes en la actualidad. Como ha expuesto la vicerrectora de Recursos Digitales y Documentación, Virginia Vega, “Docencia Inversa UPV es un proyecto consolidado en nuestra universidad. Los números avalan este proyecto que cuenta ya con 9.000 alumnos. Además, a nivel mundial somos la universidad con más profesores impartiendo esta metodología. Por ello, es el momento de poner el foco en la calidad de la implantación de la metodología”.

El modelo clase inversa o flipped classroom en la UPV

Clase inversa o flipped classroom es un método pedagógico que modifica los roles del profesor y alumno dentro y fuera del aula: la clase magistral se traslada a casa, donde el estudiante aprende los conocimientos con vídeos y otros materiales multimedia, y el tiempo de clase es utilizado para realizar prácticas, trabajos en equipo y otras dinámicas más colaborativas.

Como se detalla en la memoria presentada: el 87% del profesorado encuestado considera positiva esta metodología para el alumno. También el 55% de los alumnos está satisfecho con ella, a pesar de que requiere una mayor implicación por su parte para obtener resultados. Para Vega, “la mayoría de los profesores que han optado por incorporar esta metodología lo han hecho como forma de innovación docente, un punto positivo a favor de nuestros docentes que quieren seguir innovando en el espacio del aula”.

Profesorado asociado

Sobre la situación del profesorado asociado, el rector de la UPV, Francisco Mora señaló que “es importante aclarar que el profesor asociado es una figura de profesor contratado  contemplado en la ley, para que profesionales, cuya actividad principal no está en el ámbito académico universitario, impartan docencia en la Universidad, con la particularidad de que puedan aportar en la misma puntos de vista y experiencia, desde su profesión principal”.

En este sentido, Mora apunta que “las Universidades Públicas de la Comunidad Valenciana y todas las Organizaciones Sindicales con representatividad en este ámbito, nos encontramos inmersas actualmente en la negociación del primer Convenio Colectivo del Personal docente e investigador contratado laboral. Estas negociaciones las preside el Secretario Autonómico de Educación e Investigación, siendo este el marco contemplado en la Ley donde se deben negociar las condiciones laborales del profesorado asociado”

 

Además, la UPV apoyará las candidaturas de tres de sus catedráticos a los premios Jaume I: se trata de José Bonet, Vicente Boria y Jaime Gómez

De hecho, el día 10 de abril, se ha convocado una nueva reunión de la Mesa de Negociación del Convenio Colectivo donde, entre otros temas, se tratará prioritariamente las condiciones de trabajo del profesorado asociado. 

Ciencia en el Parlamento

Asimismo, en el transcurso de la sesión, el Consejo de Gobierno ha aprobado el apoyo de la Universitat Politècnica de València al proyecto Ciencia en el Parlamento. Se trata de una iniciativa ciudadana que tiene como objeto aumentar el interés del poder político en el sector científico, tecnológico e innovador. La campaña ya ha conseguido el respaldo de más de 70 instituciones científicas, también asociaciones empresariales y medios de comunicación. “Ciencia en el Parlamento espera crear una estructura con el objetivo de conseguir una mayor comunicación entre políticos y representantes del sector científico, y que ayude a resolver los retos que tiene planteada nuestra sociedad”, ha explicado José Capilla, vicerrector de Investigación, Innovación y Transferencia.

Tres candidatos a los premios Jaume I

Por último, durante la sesión del Consejo de Gobierno de la Universitat Politècnica de València se ha acordado apoyar las candidaturas de los catedráticos José Bonet, al Premio Rei Jaume I en Investigación Básica; Vicente Boria, en la modalidad de Nuevas Tecnologías y Jaime Gómez, en la de Protección del Medio Ambiente.

José Bonet es catedrático de Matemática Aplicada, experto en Análisis Funcional. Académico numerario de la Real Academia de Ciencias y Medalla de la Real Sociedad Matemática Española, Bonet está considerado como una de las referencias y uno de los principales dinamizadores de la investigación matemática a nivel nacional. Su trabajo se centra en el análisis funcional, análisis complejo y teoría de operadores, y en las aplicaciones del análisis matemática a la ciencia y la tecnología.

Por su parte, el catedrático Vicente Boria es investigador en el Instituto de Telecomunicaciones y Aplicaciones Multimedia y profesor en el Departamento de Comunicaciones de la Escuela Técnica Superior de Ingenieros de Telecomunicación. En enero, Boria fue nombrado fellow member del Instituto Internacional de Ingenieros Eléctricos y Electrónicos en Técnicas y Teoría de Microondas. Además, es presidente de la Comisión Ejecutiva del Consorcio Espacial Valenciano que, junto con la Agencia Espacial Europea, gestiona el Laboratorio Europeo de Alta Potencia en Radiofrecuencia, ubicado en la Ciudad Politécnica de la Innovación.

Finalmente, Jaime Gómez es catedrático de Ingeniería Hidráulica y miembro del Instituto Universitario de Ingeniería del Agua y del Medio Ambiente. En los últimos años, se ha convertido en el investigador español cuyas publicaciones científicas han tenido una mayor repercusión a nivel mundial en el área de los recursos hídricos. Gómez ha desarrollado una amplia tarea investigadora, con especial atención a la mejora de la protección del recurso hídrico subterráneo.

Según el vicerrector de Investigación, Innovación y Transferencia, “los tres son merecedores del premio en cada una de las modalidades en las que han sido propuestos”. Cabe recordar que seis profesores e investigadores de la Universitat Politècnica de València ya han sido distinguidos con este galardón: Hermenegildo García recibió el Jaume I de Nuevas Tecnologías en 2016; José Capmany, en 2012, José Mª Benlloch en 2008; José Duato en 2006; Eduardo Primo Yúfera, en 2001 y Avelino Corma, en 2000.

Fotos

Vídeos