Una tubería de suministro de agua a Valencia cruzará la huerta de Campanar

Huerta de Benimámet. /LP
Huerta de Benimámet. / LP

Los agricultores protestan por la afección a sus campos y la entidad vecinal exige un itinerario alternativo para no dañar los cultivos y caminos

Paco Moreno
PACO MORENOValencia

Una tubería arterial de agua potable proyectada por la Entidad Metropolitana de Servicios Hidráulicos ha disparado todas las alarmas entre los agricultores de Campanar, que han comenzado a recibir notificaciones por la ocupación temporal de sus campos debido a las obras. La asociación vecinal denunció ayer el destrozo que supondrá en algunas propiedades y reclamó que se modifique el itinerario para que la afección sea la mínima.

El portavoz de la entidad vecinal, Pep Benlloch, comentó que labradores de la huerta de Campanar y Benimàmet, apoyados por la asociación, pidieron esta semana «tras una reunión de todos los afectados la paralización del proyecto de nueva canalización de agua entre la planta potabilizadora de Manises y Valencia que cruzará dicha huerta».

Los agricultores se mostraron sorprendidos porque el diseño de la canalización «se ha hecho sin ningún tipo de diálogo con el colectivo, por lo que el resultado es claramente lesivo para sus intereses». Benlloch indicó que se trata de un trazado que va desde la N-220 hasta Mislata y Valencia. «Los afectados criticaron la gran cantidad de campos que se verán afectados, que a su juicio perjudicará a muchos labradores de la zona. «La duración de la obra, prevista en 18 meses, paralizará demasiado tiempo las cosechas», en una intervención que incluye zanjas donde «cabe un camión», dijo.

Los residentes afirman que la previsión de obras es de 18 meses y que en las zanjas «cabrá un camión»

El problema añadido que dijeron los agricultores en la reunión es el «riesgo de que afecte a la red de riego por el corte de las acequias y caminos. Para esta asociación de vecinos, esto está en clara contradicción con el discurso y los programas de promoción y defensa de la huerta que promueve este Ayuntamiento», por lo que se pide que se reconsidere la propuesta. Aunque coincidieron en que «la nueva obra es necesaria para la gestión de las aguas de la ciudad, el proyecto es claramente mejorable».

Benlloch señaló la oportunidad de realizar modificaciones porque el trazado se encuentra en exposición al público, tras su aprobación el 23 de noviembre del pasado año. La inversión forma parte de la renovación de las grandes tuberías arteriales de suministro de Valencia y su área metropolitana, prácticamente desde la toma de agua en el río Turia pasando por la sustitución de parte de la propia planta de tratamiento, con la mejora en la potabilización.

Benlloch aseguró que «ahora estamos inmersos en la recuperación de la Partida de Dalt, por lo que estas obras nos perjudicarían mucho. Nos enteramos en una reunión de la asociación de vecinos a la que acudieron agricultores porque no sabíamos nada de todo esto», apuntó antes de reiterar la necesidad de que el trazado se cambie.

Toda esta zona de Campanar se conoció hace años como el 'híper de la droga' por ser el lugar de Valencia donde se concentraban más traficantes de droga al menudeo, lo que ocasionaba una caravana diaria de toxicómanos por los caminos de los campos de cultivo. Los problemas de inseguridad ciudadana provocaron el abandono de muchas propiedades, que ahora se han recuperado y están casi todas en uso.

Fotos

Vídeos