Tres de cada cuatro casas ocupadas ilegalmente en Valencia están en el Cabanyal

Chatarra en plena calle en el Cabanyal.
Chatarra en plena calle en el Cabanyal. / Irene Marsilla

La Policía Local detecta 104 inmuebles, la mitad de ellos municipales, habitados por okupas y familias sin recursos

PACO MORENO

valencia. La Policía Local tiene constancia de 104 inmuebles ocupados ilegalmente en Valencia, aunque se trata de una cifra «muy cambiante», según una respuesta de la delegación de Protección Ciudadana a la concejal de Ciudadanos María Dolores Jiménez. De esta cifra, 76 se corresponden a los barrios del Cabanyal y el Canyamelar.

Es fácil determinar donde se encuentra el problema, aunque en la misma respuesta se cita que una decena de viviendas se encuentran en Orriols, un barrio tremendamente castigado por los embargos de pisos durante la crisis, que dejó fincas semivacías y con bancos despreocupados de que nadie pegase una patada en la puerta.

Jiménez indicó que tras las vacaciones veraniegas, «ahora o nunca es cuando debe resolverse el problemas de las ocupaciones ilegales, sobre todo en el Cabanyal», para cuestionar el resultado de las acciones del gobierno municipal durante los últimos dos años. Citó como ejemplo lo ocurrido con las chatarrerías ilegales repartidas en plantas bajas, donde el Consistorio anunció acciones contundentes parar forzar el cierre de estos negocios, meros vertederos con riesgo de incendio.

La misma pregunta realizada a la Policía Local la hizo Jiménez a la concejalía de Patrimonio, con la respuesta de que hay iniciados 54 expedientes por ocupaciones ilegales en propiedades municipales, todas en el Cabanyal. «Se ha dado traslado a la asesoría jurídica municipal para el inicio de las acciones judiciales, sin que se tenga conocimiento del estado de tramitación de las mismas». Es decir, que no se ha podido tirar a nadie pese al deseo del Consistorio de reducir un problema que se ha agrandado los últimos años. En los dos barrios afectados por el derogado plan urbanístico se han recrudecido las quejas vecinales por los escándalos nocturnos, la suciedad de las calles y lo que ahora se denomina problemas de convivencia.

Por ese motivo, la Policía Local decidió abrir un retén en la zona más degradada del barrio, cumpliendo así con una reivindicación vecinal. El Cuerpo tiene un retén junto a la plaza Armada Española, en el extremo sur de la calle Doctor Lluch, aunque los residentes quieren a los agentes más cerca de los problemas que sufren a diario.

Fuentes municipales indicaron que todavía no hay un solar elegido y se están evaluando varias alternativas. El Consistorio y la empresa Plan Cabanyal-Canyamelar, participada por la Generalitat, tiene una gran cantidad de propiedades en las calles San Pedro y Luis Despuig, dos de las más complicadas por el elevado número de viviendas ocupadas ilegalmente. De momento, el gobierno municipal lo ha apostado todo por las obras de urbanización y tiene prácticamente terminadas la parte de las calles de la Reina, Barraca y Doctor Lluch que atraviesan el Canyamelar. La rehabilitación de viviendas públicas, por el contrario, sigue sin plazos conocidos.

Más

Fotos

Vídeos