Tres de las cuatro cámaras del retén policial en el Cabanyal no sirven para la vigilancia

Un coche policial pasa por una calle del Cabanyal en una imagen de archivo. / Jesús Montañana
Un coche policial pasa por una calle del Cabanyal en una imagen de archivo. / Jesús Montañana

El sindicato SIPOL pide más seguridad en el edificio al denunciar que los aparatos no funcionan o su visibilidad es nula

P. MORENO/I. DOMINGO Valencia

El secretario general del Sindicato de Policía Local de la Comunitat, Salvador Gimeno, envió ayer un escrito al jefe del Cuerpo en Valencia, José Serrano, para alertarle de las graves deficiencias en materia de seguridad que se producen en el retén de la Unidad del Marítimo, en la plaza Armada Española, 10. De las más destacadas para el primero se encuentra el hecho de que no funcionen tres de las cuatro cámaras de vigilancia colocadas en las fachadas del inmueble o su visibilidad sea nula.

Igual de urgente es la falta de seguridad que, a juicio de Gimeno, se produce en el interior del retén cuando por las tardes se queda sólo un agente en tareas administrativas. «En el turno de la tarde, todos los días a partir de las 20.00 horas, y ocasionalmente durante todo el turno, sólo se encuentra un policía de segunda actividad en la Unidad Administrativa que, entre otras funciones tiene la de atención al público y la de desinmovilizar vehículos».

Con esto se refiere a las gestiones que deben hacer en el retén los conductores cuyos coches o motocicletas han sido inmovilizados por la Policía Local y trasladados al depósito de la grúa. Entre los motivos se encuentra la falta de documentación en un control o que hayan dado positivo en alcoholemia.

«A ningún ciudadano le hace gracia que inmovilicen su vehículo, por lo que ya se han dado casos de extrema tensión donde el compañero ha tenido que pedir apoyo urgente de otras patrullas de su distrito», comenta Gimeno en el escrito.

El dirigente sindical añade que «se da la circunstancia de que en las desinmovilizaciones llevadas a cabo en esta Unidad, en el 95% de los casos la persona que acude va acompañada de varias más». La gestión, aclaró a LAS PROVINCIAS, no puede realizarse en ventanilla. «Ni siquiera hay un interfono, algo que hemos pedido», señaló.

«De las cuatro cámaras de seguridad, tres de ellas o no funcionan o su visibilidad es nula». Respecto a la falta de interfono, indicó que «si alguien llama, tienen que abrir la puerta para saber qué es lo que necesita, desapareciendo cualquier protección y seguridad del policía».

La concejal del Ciudadanos María Dolores Jiménez recordó que en marzo presentó una moción en la comisión de Participación para dar solución a las deficiencias del retén del Marítimo, estudiando la «posibilidad de traslado a otras dependencias que reúnan las condiciones necesarias». La propuesta fue rechazada por el gobierno municipal.

Gimeno cuestionó la eficacia del retén provisional colocado en un solar de la plaza Lorenzo de la Flor. «Hay dos sillas y una mesa. Nada más y obliga a que haya un coche algunas horas del servicio allí, igual que un funcionario. Serían mucho más útiles de patrulla por el Marítimo», comentó el dirigente sindical. Este periódico envió el escrito a la concejalía de Protección Ciudadana para la oportuna réplica a la denuncia sindical sin tener respuesta.

Más

Fotos

Vídeos