El tráfico aumenta en 10.000 vehículos diarios en los accesos desde 2016

La avenida del Cid, uno de los accesos con más intensidad de tráfico de Valencia. / irene marsilla
La avenida del Cid, uno de los accesos con más intensidad de tráfico de Valencia. / irene marsilla

El anillo ciclista mantiene la intensidad de 2.600 usuarios al día en los tramos de mayor intensidad y aumenta en la zona universitaria

P. M. VALENCIA.

El Ayuntamiento difundió ayer el balance mensual de la intensidad de tráfico de vehículos y bicicletas correspondiente al mes de febrero. En comparación con el mismo periodo de 2016, los siete principales accesos de la ciudad registran un aumento diario de 10.000 vehículos en la intensidad de la circulación.

Esto supone un reflejo de la recuperación económica pero también de la falta de alternativas en cuanto al transporte público para los conductores que llegan o se dirigen al área metropolitana. En cifras se ha pasado de 587.591 a 598.281 vehículos diarios, en lo que respecta a los grandes accesos de la V-21, la CV-35, la A-3, el camino nuevo de Picanya, la pista de Silla, la autovía de El Saler y la salida de la ronda norte. Sobre el pasado ejercicio las cifras son similares.

En cuanto a la intensidad del tráfico de bicicletas, el interés de la estadística se centra en comprobar cada mes la evolución del anillo ciclista, la principal infraestructura para estos vehículos y que fue puesta en servicio en marzo de 2017.

Debido a esto último no se puede comparar el mes de febrero con su correspondiente del anterior ejercicio. Sobre enero, las cifras son similares en los principales tramos del itinerario que rodea el centro histórico y se registra un ligero incremento en las zonas universitarias de la avenida Blasco Ibáñez y la avenida dels Tarongers.

En la confluencia de la calle Colón con la calle Ruzafa, en febrero pasaron cada día una media de 2.704 usuarios del anillo ciclista. Es el lugar de más intensidad de todo el circuito, como refleja que un mes antes la cifra se elevó hasta las 2.775 bicicletas cada jornada.

Los puentes que salvan el viejo cauce también registran una intensidad similar con datos como los 1.750 usuarios que pasaron por el puente de Aragón o los 1.743 que optaron por el Pont de Fusta, convertido junto con el del Real en el principal itinerario desde los barrios del norte. Para que el anillo ciclista sea más efectivo, todavía faltan numerosos ramales sin conectar desde la periferia.

Fotos

Vídeos