Trabajo propuso multar con 120.000 euros a los montadores de la grada de Viveros

El informe oficial aportado a la causa judicial recoge dos infracciones graves por la falta de prevención de riesgos

A. G. R. VALENCIA.

El expediente judicial en el que se investiga la muerte en accidente laboral de un operario en el montaje de la grada de Viveros incluye un informe de la Inspección de Trabajo que determina claramente las responsabilidades en este asunto. Los especialistas consideran en el dosier que hay dos responsables directos del fallecimiento. Se trata de Promociones Musicales Osuna y Calecerina.

Los investigadores consideraban que las mercantiles habían cometido dos infracciones graves por la falta de prevención de riesgos laborales. Así, proponían dos sanciones económicas por importe de 40.000 y 80.000 euros. Lógicamente, todo proceso administrativo se paraliza a la espera del final del procedimiento penal.

Inspección de Trabajo en ningún caso responsabilizó a los empresarios que ahora se encuentran investigados. Todos ellos pertenecen a la Asociación de Promotores Musicales de la Comunitat Valenciana. Fuentes cercanas al sector apuntan a que su única labor es la intermediación para contratar a los artistas en los conciertos de julio. Por este motivo ignoran por qué están inmersos en un proceso penal.

El grupo municipal popular presentó ayer una moción urgente para su aprobación en el pleno de hoy para que el Ayuntamiento se persone en la causa judicial abierta por el accidente mortal. Según el portavoz de la formación, Eusebio Monzó, se pretende que el Consistorio «colabore directamente con la justicia para aclarar todo lo que sucedió y se depuren, si las hubiera, las responsabilidades administrativas y judiciales».

El Ayuntamiento es el propietario de la Feria de Julio, aunque no interviene en el montaje y organización. El Consistorio decidió que los conciertos de música de este año no tendrán gradas para el público. Es una decisión del concejal de Cultura Festiva, Pere Fuset, que reconoció como principal motivo de la negativa el accidente del pasado verano que se saldó con la muerte de uno de los operarios.

El edil recordó que los promotores han vuelto a solicitar la colocación de estos asientos, pero «el Ayuntamiento ya ha tomado la decisión de no volver a instalarlas». Fuset reconoció que el accidente mortal ha pesado a la hora de tomar la decisión y añadió que «si no se ofrecen garantías, no es conveniente poner las gradas».

Fotos

Vídeos