Las toallitas desbordan el colector del viejo cauce

Retirada de toallitas del colectos del viejo cauce en Valencia. / LP

El Ayuntamiento inyecta otros 789.000 euros en una obra que de momento se ha saldado con 500 toneladas retiradas del subsuelo La extracción de residuos halla más tapones de lo esperado

P. M. VALENCIA.

Un colector atascado. Así podría rebautizarse el colector norte, el mayor de la ciudad y de más capacidad, a la vista de lo encontrado por los operarios en los tramos donde se están retirando residuos de todo tipo que habían embozado la canalización. En concreto, toallitas desechables de las que se utilizan en el cuarto de baño y que ya han supuesto 500 toneladas.

La comisión de Hacienda aprobó ayer inyectar 789.000 euros a una intervención que se centra en dos lugares de extracción, una aguas arriba del Palau de les Arts y otro junto al Oceanogràfic, indicaron ayer fuentes de la concejalía del Ciclo Integral del Agua. La estimación de los técnicos es llegar a un gasto de 2,23 millones de euros.

Eso sí, se trata de una aproximación porque lo encontrado por la empresa contratada es más grave de lo esperado. «No se puede decir cuándo vamos a acabar», señalaron las mismas fuentes, quienes indicaron que con esta actuación se quiere evitar por completo el riesgo de colapso del colector y que desborde.

Esta infraestructura está compuesta en realidad por dos conductos, uno dedicado a las aguas negras y otro a las de lluvia. «Hay unas ventanas que comunican las dos tuberías, de tal manera que en caso de fuertes lluvias, pasa de uno a otro. Todo acaba en Pinedo, en la planta depuradora, pero el problema es que si desborda mucho el caudal sucio puede acabar a cielo abierto en el viejo cauce, en la desembocadura».

El concejal de Hacienda, Ramón Vilar, se refirió también a este problema tras la comisión donde se aprobó la modificación de crédito para el presupuesto de la obra. Recordó que lo mismo ha sucedido en otras ciudades europeas, para opinar que los Ayuntamientos deberían hacer algo con este tipo de productos que embozan el alcantarillado.

En el último año las empresas han añadido en la etiqueta de las bolsas de toallitas la palabra «biodegradable», aunque la cuestión es la enorme cantidad que acaba en el alcantarillado y lo emboza sin remedio y con grave riesgo de colapso.

Fotos

Vídeos