El Tinglado 2 se reformará tras años de abandono

El Tinglado 2 se reformará tras años de abandono

Las obras salen a concurso por 714.000 euros para convertir la nave protegida del puerto en un ágora para actividades culturales

Paco Moreno
PACO MORENOValencia

Uno de los proyectos de la Marina de Valencia atascados desde el anterior mandato, la rehabilitación del Tinglado 2 de la dársena interior, ha salido a concurso con un presupuesto de 714.019 euros y un plazo de ejecución de seis meses. Las empresas aspirantes tienen hasta el 26 de marzo para presentar sus ofertas, basadas en un proyecto que detalla las graves deficiencias por su falta de mantenimiento de uno de los recintos más reconocibles del puerto.

El uso después de las obras parece claro y se convertirá en una plaza cubierta donde programar actividades culturales, junto con el ágora donde los barrios del entorno puedan también realizar el mismo fin. Salvo cambio de criterio, no saldrá a concesión para su explotación comercial, desechando de esta manera el mercado gourmet previsto hace años.

El Tinglado 2 fue objeto de ciertas mejoras el pasado año, con la colocación de una serie de lonas para ocultar las partes más dañadas y evitar de paso la caída de cascotes. El Consorcio Valencia 2007, entidad gestora de la Marina, espera el visto bueno del Gobierno para invertir un millón de euros en la reurbanización de todo el entorno, desde el edificio del Reloj hasta la zona donde se sitúa ya ‘La Pamela’, una escultura del artista Manolo Valdés donada a la ciudad por la Fundación Hortensia Herrero.

La ejecución de los dos proyectos está vinculada al ofrecer el segundo la eliminación de numerosas plazas de aparcamiento indebidos en favor de paseos peatonales, zonas de descanso y un bulevar arbolado que servirá de modelo al que bordeará toda la dársena.

Entre las intervenciones que figuran en el proyecto destaca la demolición de las casetas adosadas en la parte norte, recuperando la imagen original y reponiendo los elementos ornamentales. También la retirada y reposición de la cubierta del Tinglado y sus bajantes, con placas de fibrocemento en algunos lugares.

El picado de la protección de hormigón de la zona baja de los pilares aparece también junto al cambio de la estructura existente en las fachadas frontales del cabecero por módulos estructurales completos construidos “in situ” a base de pilares metálicos. La reposición de la totalidad de los frisos de azulejo y el tratamiento de todas las grietas de la obra de fábrica del cabecero aparecen en la relación además de la reposición de vidrieras frontales y ventanales con persianas interiores y exteriores del cabecero norte.

Fotos

Vídeos