Tickets para poder ver la mascletà

Público asistente a una mascletà en la plaza del Ayuntamiento en los primeros días de Fallas. / Jesús Signes
Público asistente a una mascletà en la plaza del Ayuntamiento en los primeros días de Fallas. / Jesús Signes

La Policía Nacional propone limitar el aforo en Fallas para mejorar la seguridad por la alerta antiterrorista

Lola Soriano
LOLA SORIANO

El Ayuntamiento de Valencia ya ha acordado con las comisiones el traslado de fallas como Telefónica y San Vicente-Periodista Azzati para aumentar las vías de evacuación en la plaza del Ayuntamiento durante las mascletaes, pero no son las únicas medidas que se tendrán que estudiar para mejorar la seguridad por la alerta cuatro antiterrorista. En un informe de la Policía Nacional se propone adoptar medidas para regular el aforo de las mascletaes en la plaza del Ayuntamiento durante Fallas.

Si bien se trata de una sugerencia del Cuerpo Nacional para evitar las aglomeraciones, en el estudio al que ha tenido acceso LAS PROVINCIAS se menciona la «necesidad de adoptar medidas tendentes a regular el número de personas que puedan presenciar la mascletà» de la plaza del Ayuntamiento. Entre las opciones que se menciona en el informe para regular el aforo figura «dar tickets o controlar el acceso mediante un contador de personas hasta un límite máximo», si bien no concreta cuál es el aforo máximo de este evento que reúne a miles de valencianos y visitantes.

También se valora la necesidad de aumentar el número de agentes de Policía, Protección Civil y vigilantes de seguridad para impermeabilizar la zona realizando controles de personas. Y se propone estudiar «la posibilidad de instalar un sistema de megafonía sectorizado en los accesos a la plaza del Ayuntamiento para, en un momento de necesidad, poder lanzar mensajes a los ciudadanos de carácter preventivo relacionado con evacuaciones y seguridad en general».

Otro tema que el informe de la Policía Nacional plantea para estudio es la conveniencia de «delimitar zonas, parcelando las personas en ellas, teniendo previstos viales para desalojar, evacuar y que puedan transitar vehículos de emergencia». Es decir, plantean un dispositivo de cuadrículas parecido al que ya se dispuso para la misa del Papa durante su visita tanto a Valencia como a Madrid.

También se sugiere en la plaza del Ayuntamiento la retirada de los contenedores de recogida de basura, ropa y otros objetos en el perímetro inmediato «o en su caso, el vaciado y revisión reiterada de los mismos, incluidas las papeleras».

En el área de la calle Xàtiva con la calle Marqués de Sotelo, aseguran que hay que prestar especial atención a las aglomeraciones que se producen. Para ello, se cree conveniente en este informe «limitar los puestos ambulantes, especialmente relacionados con planchas y freidurías». Y se detalla que «si bien se ha evitado la carpa de Convento Jerusalén, existen nuevos obstáculos como la instalación del servicio de Valenbisi».

En el estudio también se recogen las dificultares de tránsito y de evacuación en la calle María Cristina con San Vicente, sobre todo tras finalizar la mascletà.

En el estudio para mejorar la seguridad, dada la situación de alerta cuatro, se reconoce que hay nuevos obstáculos «que originan los maceteros y el numeroso y diverso mobiliario de las terrazas y bares de dicha calle», en una clara referencia al mobiliario urbano instalado por el concejal Giuseppe Grezzi para reducir de forma drástica el acceso de los vehículos al entorno de la Lonja y el Mercado Central. También señalan las dificultades que se generan en estos puntos el diverso mobiliario de las terrazas y bares, que en la mayoría de los casos se bajaron a la calzada. Además de estos elementos, también señalan el estrechamiento de la vía de paso peatonal debido al «vallado de la falla Mercado Central y los puestos de venta ambulante (bares y otros)» y un nuevo obstáculo, la pasarela peatonal de la Ofrenda.

Además de las vías de evacuación que abrirá el Ayuntamiento en Marqués de Sotelo y Periodista Azzati, con el traslado de las fallas, el informe también plantea como conveniente abrir vías de evacuación hacia María Cristina y las Barcas y hablan de valorar la creación de «un eje de evacuación transversal en la calle Xàtiva, entre la calle Ruzafa y plaza de San Agustín».

Y plantean dos sugerencias. Por un lado, que haya más efectivos de la Policía Local «para reprimir la venta ambulante» porque «proliferan las mochilas de vendedores» y que puede generar un efecto de alarma. Igualmente señalan «la ausencia o escasa presencia de miembros de la Cruz Roja fuera de la zona acotada para la mascletà y para los castillos».

En el caso de los castillos que se disparan desde el antiguo cauce del río, apuntan que hay que realizar «despliegues con profundidad en el segundo y tercer círculo para realizar acciones de corte de circulación peatonal para evitar avalanchas». Y también crear zonas de seguridad «en los dos márgenes del río, no sólo en la zona de Alameda».

Fotos

Vídeos