El suministro de agua de Valencia tiene pendientes obras por 200 millones

Un tramo de la Acequia Real del Júcar. / Jesús Signes
Un tramo de la Acequia Real del Júcar. / Jesús Signes

La presa de Vilamarxant, una tubería directa desde Tous hasta el Realón y la depuradora de Pinedo son algunas de las actuaciones pendientes

Juan Sanchis
JUAN SANCHISValencia

La sequía está sacando a la luz las carencias en las infraestructuras hídricas en la Comunitat Valenciana. Es precisamente ahora cuando esas obras que no se han ejecutado se empiezan a echar en falta ante la reducción de recursos.

La red de suministro de agua potable de Valencia y su área metropolitana tiene pendiente de ejecución obras por valor de más de 200 millones tal y como resalta un informe de la Cámara de Contratistas de Valencia al que ha tenido acceso este periódico. Algunas de ellas llevan un retraso acumulado de décadas. Este entramado abastece a cerca de dos millones de personas.

El pasado martes la ministra de Medio Ambiente, Isabel García Tejerina, ya advirtió de que en el caso de que no lloviera de forma inmediata comenzarían las restricciones al regadío para poder garantizar el consumo humano.

De hecho, el pasado viernes la Confederación Hidrográfica del Júcar (CHJ) anunció que iba a reducir un 5% los riegos en la comarca de La Ribera mientras que en el caso del Camp del Túria la disminución de recursos para la agricultura iba a ser del 20%.

La construcción de la presa de Vilamarxant estaba ya incluida en el plan antirriadas de Valencia

Por su lado, la Confederación Hidrográfica del Segura anunció ayer que se está planteando una reducción del agua para riego cercana al 49%, un hecho que no gustó demasiado a los agricultores en una de las zonas de España donde la sequía está siendo más fuerte y ya se ha convertido en estructural.

La situación en el resto de la Comunitat no es tan grave, pero en el caso de que se llegara a una situación extrema el abastecimiento de Valencia y su área metropolitana no está completado, tal y como denuncian desde la Cámara de Contratistas.

El informe indica que todavía está pendiente la presa de Vilamarxant, una petición ya casi histórica de los valencianos y que estaba incluida originalmente en las obras antirriadas. El presupuesto rondaría los 30 millones de euros.

El presidente de los regantes del Camp del Túria, Benjamín Aparicio, denunció a LAS PROVINCIAS, en este sentido, que este embalse es de especial importancia para ellos porque permitiría recoger parte de la lluvia que cae cerca de la costa.

Las actuaciones

Presa de Vilamarxant.
Incluída en los planes antirriada todavía no se ha ejecutado. Tendría un coste de 30 millones.
Conducción.
Refuerzo contra la vulnerabilidad del canal abierto de suministro de agua a las potabilizadoras del Realón y La Presa en el área de Valencia. El coste sería de 150,6 millones.
Toma de agua.
Desde La Pea hasta la potabilizadora de La Presa para evitar riesgo de contaminar con aguas fecales las destinadas al consumo humano. El presupuesto ronda los 20 millones de euros.
Balsa.
Construcción de una balsa de 200.000 metros cúbicos a partir del kilómetro 31 del Canal Júcar-Túria hasta la potabilizadora e intubación hasta la estación potabilizadora de El Realón con un coste aproximado de 6,1 millones de euros.

Otra de las obras pendientes, según la Cámara de Contratistas, es la actuación para reforzar el actual canal abierto de suministro de agua bruta a las potabilizadoras de El Realón y La Presa. Se hacen necesarias, de esta forma, nuevas infraestructuras que conecten las presas de regulación y las tomas de inicio de captación hasta las potabilizadoras de Valencia.

Entre estas actuaciones, se encuentra una tubería de alimentación exclusiva para el abastecimiento desde la presa de Tous hasta la potabilizadora de El Realón. También se precisa una toma de agua bruta del río Turia en La Pea (Vilamarxant) con intubación hasta la potabilizadora de La Presa para evitar la contaminación de aguas fecales.

A ello se une la construcción de una balsa de agua bruta de 200.000 metros cúbicos a partir del punto kilométrico 31 del Canal Júcar-Turia e intubación cerrada hasta la potabilizadora de El Realón.

Todas estas obras suponen un coste global de 176,6 millones de euros. Además, a esta cantidad habría que sumarle el necesario tratamiento terciario de la depuradora de Pinedo 1 para tener más agua de riego y liberar recursos para el abastecimiento con un coste de 17 millones de euros.

Fotos

Vídeos