Los vecinos se hartan por la suciedad de las calles y el mal estado de los jardines

Viandantes por una calle de Zaidía, en una imagen de archivo. / Damián Torres
Viandantes por una calle de Zaidía, en una imagen de archivo. / Damián Torres

El Ayuntamiento recibe diez mil reclamaciones y sugerencias en un año, con más peticiones de policía y protestas por la señalización del tráfico

Paco Moreno
PACO MORENOValencia

La necesidad de más actuaciones de la Policía Local, la deficiente limpieza de las calles, lo mismo que sucede en los parques y jardines, así como la poda del arbolado y baches en las calzadas suponen la mayoría de las quejas, reclamaciones y sugerencias tramitadas por el Ayuntamiento el pasado año y cuyo balance pasará por una comisión informativa el próximo lunes.

En cifras, se ha llegado a las 10.024 solicitudes, algo superior a lo que ocurrió el pasado ejercicio cuando se contabilizaron 9.784 casos. Por distritos, el que más ha concentrado es Quatre Carreres (787), seguido de los Poblados Marítimo (665), Ciutat Vella (641) y la Zaidía, esta última zona con 584.

Esos son los datos principales de un informe donde es difícil la comparación con lo ocurrido en 2016, debido a que entonces hubo un periodo de varios meses en el que las sugerencias vía web no se contabilizaron. El informe señala que el grado de cumplimiento a las demandas ciudadanas «es alto» con un 94% de las reclamaciones atendidas, es decir, contestadas.

Los asuntos más destacados que aparecen en el extenso documento coinciden con las reivindicaciones de la Federación de Vecinos. La gestión de residuos sólidos (recogida y limpieza de las calles) ha sumado 1.383 quejas y sugerencias. La acumulación de la hoja de los árboles en el suelo, los restos del botellón y la suciedad en el entorno de los contenedores de basura por la acción de los rebuscadores es una constante desde hace años.

Algo parecido ocurre en parques y jardines (1.099 casos), una cifra que se ve superada por lo que ocurre con la gestión de la Policía Local, que contabiliza 1.496 peticiones. Al margen del trabajo realizado en el tráfico de la ciudad, también destacan las necesidades denunciadas por los vecinos en cuanto a problemas de convivencia e inseguridad ciudadana. Casos como el del Cabanyal han destacado en este aspecto en los dos primeros años de mandato, pese a las fuertes inversiones en la reurbanización de calles.

Temas que destacan también están los referidos a contaminación acústica, donde los 519 casos que han llegado al Consistorio en un año constatan que la preocupación es creciente entre los vecinos. Como publicó LAS PROVINCIAS, el último mapa del ruido elaborado en Valencia indica que uno de cada cuatro vecinos del cap i casal padece exceso de ruido por las noches.

La señalización viaria alcanza las 876 quejas y peticiones, un apartado que abarca los semáforos, las señales verticales y las horizontales, así como las zonas ORA. El gobierno municipal se ha embarcado en un cambio general en algunas zonas donde no ha estado exenta la polémica. Es el caso de lo ocurrido en el anillo ciclista, donde la Asociación Valenciana de Autoescuelas ha denunciado la colocación de señales que no se encuentran en el catálogo del Reglamento de Circulación, lo mismo que ocurre en otros barrios de Valencia. Se habla en el documento de 109 solicitudes de bolardos, 136 vinculadas al carril bici y 232 de las señales horizontales.

También en el plano del tráfico, al Consistorio han llegado 219 incidencias relacionadas con la EMT, así como 92 relacionadas con la Fundación Deportiva Municipal. La relación sigue con las 367 reclamaciones para que se incremente la poda del arbolado, que sobre todo en los meses de verano origina un problema a los viandantes.

La concejalía de Medio Ambiente ha recibido un total de 171 peticiones para que reubique contenedores y 164 para que la contrata entre en solares para retirar vertederos o zonas insalubres por matorrales, así como otras 264 quejas por la presencia de plagas de insectos.

Fotos

Vídeos