Sólo ocho de los 71 proyectos votados por los vecinos de Valencia este año se han iniciado

Operarios municipales cambian farolas. / Irene Marsilla
Operarios municipales cambian farolas. / Irene Marsilla

Ciudadanos critica que el 89% de las propuestas para los barrios están todavía por empezar, lo que retrasa una inversión total de siete millones

ISABEL DOMINGO VALENCIA.

Nueve carriles bici, creación de jardines en solares abandonados, zonas de juegos infantiles, reurbanización de calles... Son algunas de las propuestas que los vecinos de Valencia seleccionaron para destinar hasta un total de siete millones de euros del presupuesto del Ayuntamiento dentro de la segunda edición de la consulta ciudadana sobre inversiones en los barrios.

De 115 proyectos se escogieron 71 de los que, actualmente, sólo hay ocho en ejecución. Es decir, únicamente el 11% de las obras están en marcha mientras que el 89% están sin empezar y no hay ninguna finalizada a pesar de haber transcurrido ya siete meses de 2017. Así se desprende de la respuesta que el Consistorio ha facilitado a una pregunta del grupo municipal de Ciudadanos en la comisión de Participación.

El 40% de las propuestas de inversiones para barrios del año pasado todavía están por terminar

Los distritos afortunados con las actuaciones del gobierno municipal son el Ensanche, Ciutat Vella, Benicalap, Algirós, Poblats del Sud y de l'Oest, Rascanya y Quatre Carreres, donde están en desarrollo proyectos por valor de 435.242 euros. De ellos, dos deben finalizar el próximo lunes: la pasarela peatonal de acceso a la urbanización la Casbah de El Saler y la ampliación de una de las aulas de la Universidad Popular de Benimàmet.

Además, según la información facilitada por la formación que lidera Fernando Giner, otras dos obras han comenzado este julio. A saber: el cambio de difusores en las farolas de Quatre Carreres, la iluminación y señalización en Gayano Lluch-Pedro Cabanes (Torrefiel).

El resto de las iniciativas vecinales que están ejecutándose se encuentran en fase de contratación, como los sonómetros en Ruzafa, o pendientes de adjudicación mediante contrato menor, caso de los paneles luminosos para prevenir la contaminación acústica requeridos en Ciutat Vella. Otras dos actuaciones en jardines de Benicalap y Algirós no cuentan con la información detallada aunque el Consistorio considera que están en marcha. En total, ocho proyectos.

Ante esta situación el concejal de Ciudadanos Narciso Estellés aseguró ayer que las cifras «elocuentes» son resultado «de todo este desgobierno». El edil recordó que de la consulta de 2016, año de los primeros presupuestos participativos, «falta casi el 40% de los proyectos vecinales por terminar y, en 2017, a la altura avanzada de año en la que estamos, que se tenga el 0% ejecutado es absolutamente inaceptable».

A su juicio, no es sólo un problema de la concejalía de Participación Ciudadana «sino de todo el equipo de gobierno». En este sentido, Estellés recordó que, a 30 de junio, la ejecución de las inversiones totales del Consistorio era del 21,05%, es decir, de los 102 millones previstos sólo se habían liberado 21,5 millones.

Así, en el caso de la consulta ciudadana en la que participaron más de 15.000 personas, quedan por impulsarse propuestas como la más votada, el anillo de peatones Tres Forques-Patraix, con un coste de 127.000 euros que, según la explicación municipal, está «en preparación el expediente de contratos, ejecución de obras y dirección».

En una situación similar se encuentran el parque de María Mazzarello en Rascanya, huertos urbanos y escolares, la remodelación del parque de Manuel Granero, el acondicionamiento de la plaza del Centenar de la Ploma, los carriles bici en Juan XXIII o Gaspar Aguilar, entre otros, y bajarlo a la calzada en la venida del Puerto.

Fotos

Vídeos