La rotonda de la calle Menorca, casi finalizada

La rotonda de la calle Menorca, casi finalizada

Está previsto que el domingo por la noche se realice el asfaltado, por lo que a partir del lunes la zona ya presentará su nuevo y definitivo aspecto

LAS PROVINCIAS y PACO MORENOValencia

La rotonda de la calle Menorca de Valencia que une la Ciudad de las Artes y las Ciencias con la zona comercial de Aqua y El Corte Inglés de la avenida de Francia está prácticamente finalizada. Las obras de la estación subterránea de Red Eléctrica e Iberdrola han concluido y entre hoy y mañana se van a eliminar los semáforos provisionales existentes en la zona, se están colocando ya los semáforos definitivos y se procederá a quitar el vallado y abrir un nuevo carril para la circulación de vehículos. Está previsto que el fin de semana por la noche se realice el asfaltado, por lo que a partir del lunes la zona ya presentará su nuevo y definitivo aspecto.

Las obras de la rotonda, que durante muchos años poca gente sabía de qué se trataba, comenzaron en 2012 pero se vieron atrasados por problemas con el agua subterránea. Se han empleado 18.000 metros cúbicos de hormigón y 22.000 toneladas de acero.

A mediados de 2012, Red Eléctrica e Iberdrola iniciaron de la mano la construcción de la segunda subestación soterrada de Valencia (la primera está junto a la estación del AVE en Giorgeta). La subestación se encuentra en la rotonda de la calle Menorca y la prolongación del paseo de la Alameda, en las inmediaciones del puente de l'Assut de l'Or.

La llamada subestación Aqua (toma el nombre de un centro comercial colindante) contribuirá a garantizar el suministro de la red eléctrica en Valencia y cumplirá de paso lo estipulado entre Red Eléctrica y el Ayuntamiento hace años, en el sentido de que este tipo de instalaciones vayan soterradas para minimizar el impacto visual.

El proyecto de la rotonda está firmado por el arquitecto valenciano José María Tomás y el jardín rememora el paisaje de la huerta, con un sinfín de huertos urbanos en la superficie, aunque también deja un espacio central para una plataforma tranviaria.

Reserva para la T2

Esto último es una estrategia a largo plazo, a tenor de la ralentización de las inversiones en infraestructuras los últimos años. La Generalitat pidió una reserva de suelo para un ramal de la futura línea T2 de Metrovalencia desde la rotonda próxima al Ágora, que cruzará por l'Assut de l'Or y continuará hacia el norte por Serrería. De este modo se completarán las conexiones de la red de este transporte público.

La obra diseñada por Red Eléctrica e Iberdrola está realizada de tal modo que «soportará el futuro tranvía cuando cruce por la rotonda». Los muretes que sobresalen por encima de la cota de la calle forman parte del ajardinamiento. El último nivel del sótano (tiene tres plantas) llega hasta los 18 metros de profundidad, aunque los pilotes han tenido que alcanzar los 40 metros debido a la mala calidad del subsuelo y el impacto del nivel freático en toda la zona.

La solución ha pasado por construir un gigantesco cajón de hormigón estanco, de tal manera que se elimina el riesgo de filtraciones. En toda la obra se emplearán 18.000 metros cúbicos de hormigón, 22.000 toneladas de acero y se han extraído 25.000 metros cúbicos de tierra.

Fotos

Vídeos