La Roqueta descubrirá su pasado

Aspecto actual de la portada románica donde se intervendrá. /Damián Torres
Aspecto actual de la portada románica donde se intervendrá. / Damián Torres

La parroquia de Cristo Rey proyecta una reforma que incluye la portada románica | La iglesia es colindante con el antiguo convento y conserva dos puertas medievales que se remontan al siglo XIII

Paco Moreno
PACO MORENOValencia

La parroquia de Cristo Rey se ha embarcado en un ambicioso proyecto para la reconstrucción de una parte del templo colindante con el antiguo convento de San Vicente de la Roqueta, la propiedad municipal rehabilitada el pasado año y donde la tradición sitúa el lugar de enterramiento del santo. Para la financiación de las obras se cuenta con la participación de los feligreses, que han respondido «muy positivamente» en anteriores fases de obras en el edificio como las fachadas y el retablo mayor, indicó ayer el arquitecto Domingo Sánchez, encargado de la iniciativa.

Uno de los elementos más destacados de la intervención en la abadía es la portada románica de finales del siglo XIII, en buen estado de conservación pero con un entorno dominado por reformas posteriores y más modernas. El anteproyecto ya ha sido presentado verbalmente a la Conselleria de Cultura y prevé poner en valor esta importante pieza patrimonial, el «único ejemplo que tenemos hoy en día de arquitectura románica cisterciense en Valencia», subrayó.

La intervención en la puerta podría destapar cornisas, óculos o algún rosetón ahora oculto

Sánchez añadió que se cuenta con la colaboración del Arzobispado, aunque también se están buscando vías de financiación en otras organizaciones privadas, fundaciones y particulares. De las obras dijo que se trata de demoler todas las tabiquerías, forjados de planta y cubierta existentes (respetando los muros de carga tanto de fachada como interiores), para volver a construirlos y redistribuir los espacios, pero aprovechando para dejar un «espacio de respeto» con la fachada oeste, sin llegar a apoyar sobre ella como hacen hoy en día los forjados.

De este modo se dejará totalmente a la vista en su dimensión completa y restaurada, junto con la portada románica occidental. En la cubierta se proyecta un lucernario de vidrio que iluminará este espacio interior y permitirá mejorar el encuentro con la fachada. Las fachadas exteriores también se rehabilitarán por completo.

El recuadro señala la zona donde se intervendrá.
El recuadro señala la zona donde se intervendrá. / LP

La ejecución del proyecto pretende resolver los graves problemas estructurales de esa zona del edificio, dado el mal estado de los elementos de madera de cubierta y forjados de planta. El arquitecto destacó que son «problemas estructurales análogos a los que presentaba la zona del monasterio propiedad del Ayuntamiento y que motivaron su intervención, aunque dado que esta zona donde vamos a actuar ahora estaba en uso por la parroquia se han ido apuntalando y reparando precariamente a lo largo de los años».

El Consistorio restauró el pasado año el edificio colindante, todavía sin un uso asignado

También se pondrá en valor la antigua fachada oeste y la portada occidental, ambas supervivientes del edificio medieval mandado levantar por Jaime I en los primeros años tras la Conquista, y que se mantuvieron aunque quedaron ocultas tras la reforma barroca del siglo XVII.

En opinión de este experto, este potente vestigio medieval «nos ubica la fase de construcción del templo correspondiente al cambio de manos que sufrió el complejo de la Roqueta al pasar de los Benedictinos de San Victorián de Asán a los Cistercienses de Poblet, en el último tercio del siglo XIII». Las obras planteadas permitirán recuperar esa portada y toda la fachada en la que se insertaba, donde es posible que «puedan aparecer elementos ocultos como cornisas, algún óculo, rosetón o similar». Por último, destacó que permitirá «dotar a la parroquia de espacios dignos para desarrollar sus actividades, que ahora se hacen en una situación de total precariedad».

Fotos

Vídeos