Ribó quiere reducir deuda con el superávit

EP.

El alcalde de Valencia, Joan Ribó, aseguró ayer que actualmente está en fase de debate el destino del superávit presupuestario del año pasado (62,2 millones) y abogó por destinar una parte a pagar deuda, otra a expropiaciones y una tercera a inversiones que sean rápidas de ejecutar. En esta línea, indicó que aunque el Consistorio «ya está por debajo del 75% de deuda» y se ha conseguido bajar «de una forma muy significativa», aún se debe dedicar una parte del superávit a reducir esa deuda.

Fotos

Vídeos