Ribó rectificará el plan del Cabanyal tras las protestas vecinales por las viviendas

Ribó rectificará el plan del Cabanyal tras las protestas vecinales por las viviendas

El Consistorio descartala construcción de pisos en solares previstos para jardines y modificará el planeamiento sin definir si mantendrá las fincas

Paco Moreno
PACO MORENOValencia

El alcalde de Valencia, Joan Ribó, dio ayer carpetazo a la propuesta de construir 506 viviendas en el barrio del Cabanyal, junto a la calle Doctor Lluch. Las protestas vecinales han surtido efecto y el primer edil aseguró que el pasado lunes ya planteó a sus socios del tripartito municipal objeciones a que se levanten estos pisos en solares destinados para futuros jardines.

Se trata de la primera rectificación que se realizará en el plan del Cabanyal-Canyamelar que sustituye al derogado al principio del mandato y que incluía la prolongación de la avenida Blasco Ibáñez hasta el mar. Los redactores del planeamiento habían reservado tres grandes bolsas de terreno municipal, dos junto a Doctor Lluch y una tercera en la calle Eugenia Viñes, para levantar un total de 741 viviendas, de las que el 60% iban a ser de promoción pública y en alquiler.

Esto fue incluido en el borrador del plan que ha salido a exposición al público para la presentación de alegaciones. Tanto la asociación de vecinos como la plataforma Salvem el Cabanyal presentaron objeciones la semana pasada, que se concretaron en una asamblea este martes, donde acudieron técnicos redactores del nuevo plan para ofrecer explicaciones de los cambios.

Estas no han sido suficientes y Ribó le dio ayer la puntilla a las viviendas en los solares para jardines. Tras señalar que tampoco la satisfizo la propuesta desveló que ya lo manifestó «en la reunión de la junta de portavoces de gobierno del lunes pasado».

El primer edil dijo que entiende «perfectamente las reivindicaciones de la gente del Cabanyal, porque una zona verde es una zona fundamental y se debe conservar». Recordó que este martes, la concejal de Cultura y responsable de la Junta de Distrito, Glòria Tello, ya se posicionó en la reunión con los vecinos la misma posición.

«Eso no quiere decir -añadió el primer edil- que el plan no sirva para nada, sino que se debe adaptar y respetar los elementos claves que plantean los vecinos: debemos intentar profundizar en la idea de permeabilizar el Cabanyal hasta el mar, y asimismo respetar la zona verde, que es una iniciativa muy razonable». En su opinión se trata de una idea que comparten todos los grupos que integran el gobierno municipal, para lo que «hemos de trabajar en esas coordenadas», concluyó.

El nuevo plan urbanístico del Cabanyal-Canyamelar prevé 1.500 viviendas de nuevas construcción en una decena de unidades de ejecución y el cambio afectará a dos en la calle Doctor Lluch, al quedar la tercera en solares municipales fuera de discusión. Desde la concejalía de Desarrollo Urbano indicaron que la modificación «no supondrá ningún quebranto» para la elaboración del documento urbanístico, además de reiterar que «se quiere buscar un consenso con los vecinos».

La propuesta técnica prevé «respetar la masa arbórea de los jardines actuales», comentaron, para desmentir que se vaya a afectar a zonas verdes construidas. En la parte norte de la calle Doctor Lluch, junto a la Malvarrosa, queda un solar sin urbanizar donde iban a levantarse 367 viviendas. En la parte sur, la segunda unidad de ejecución, se quedaría con 139 pisos mientras que la tercera en liza, en una gran parcela de la calle Eugenia Viñes próxima al paseo de Neptuno, se reserva edificabilidad para otras 235.

Las mismas fuentes defendieron que todas las propuestas incluidas en el borrador «han sido habladas con los vecinos a través de talleres de participación y todo tipo de reuniones». De momento, el Consistorio está funcionando con los criterios del Plan General de 1988.

El portavoz municipal de Ciudadanos, Fernando Giner, comentó por su parte que «rectificar es de sabios pero planificar y coordinarse todavía más. Ribó y su desgobierno generan continuamente incertidumbre entre los vecinos de Valencia».

El concejal de la misma formación Narciso Estellés destacó la ausencia del concejal de Desarrollo Urbano, Vicent Sarriá, en la asamblea vecinal y manifestó que «en Ciudadanos hemos estado siempre por la derogación del plan del Cabanyal. Por ello exigimos que los responsables municipales atiendan e incorporen las aportaciones de los vecinos. Este plan, tal y como se ha lanzado originalmente no es de recibo y debe modificarse».

Fuentes de la plataforma Salvem el Cabanyal señalaron como ideas positivas la creación de zonas verdes en el bulevar Serrería o en el paseo marítimo. «Sobre el papel está bien, otra cosa son los plazos de ejecución», indicaron sobre los grandes proyectos de reurbanización pendientes en el Marítimo.

Más información

Fotos

Vídeos