Ribó paga el sueldo a una dirigente de Compromís a través de una subvención

El alcalde de Valencia, Joan Ribó, durante un pleno. / irene marsilla
El alcalde de Valencia, Joan Ribó, durante un pleno. / irene marsilla

Ciudadanos denuncia que Escola Valenciana empleará parte de la ayuda de 25.000 euros para abonar la nómina de una administrativa

El Ayuntamiento de Valencia aprobará hoy en la Junta de Gobierno Local una subvención de 25.000 euros para Escola Valenciana. Parte de ese dinero irá para pagar la nómina de una trabajadora de la entidad que iba en las listas de Compromís per València tanto en las elecciones municipales de 2011 como en las de 2015.

Así lo denunció ayer Ciudadanos, que desveló que 8.000 euros de esa subvención se emplearán en pagar la nómina de esta trabajadora que, además, forma parte de la Ejecutiva nacional de Compromís y trabajó con el concejal de Cultura Festiva, Pere Fuset, cuando este formaba parte del BLOC JOVE, la facción juvenil de la formación nacionalista valenciana.

Preguntado por este respecto, fuentes municipales se limitaron a afirmar que la Junta de Gobierno aprobará «la justificación de un convenio con una entidad que trabaja por el fomento del valenciano. Esta justificación ha sido supervisada y firmada por funcionarios municipales, entre los que se encuentra el secretario del área correspondiente». «Entendemos que a Ciudadanos no le gusta el bilingüismo y por eso le molesta el fomento al valenciano, que como lengua minoritaria y menospreciada necesita el apoyo y la especial protección que marca el Estatuto de Autonomía de la Comunitat Valenciana», señalaron.

El Consistorio justifica la ayuda en la necesidad de proteger el valenciano, «una lengua menospreciada»

Las mismas fuentes no quisieron responder a por qué se permite ahora que con una subvención se pague el sueldo a una compañera de partido cuando fue el mismo Fuset quien justificó la reducción de la ayuda para Lo Rat Penat en que la junta directiva pagaba con las subvenciones sueldos para familiares de los miembros de la misma.

Por su parte, el portavoz de Ciudadanos (Cs) en el Ayuntamiento de Valencia, Fernando Giner, criticó «la política de amiguetes de Ribó» y le exigió explicaciones por estos hechos y que justifique «el por qué los impuestos de los valencianos tienen que pagar las nóminas a miembros de la Ejecutiva de Compromís». Respecto a la justificación de las nóminas de la auxiliar administrativa, Giner aseguró que estos pagos podrían contradecir el convenio firmado entre el Ayuntamiento de Valencia y Escola Valencia ya que la séptima cláusula del convenio indica que su vigencia es desde el «día de su firma hasta el 31 de diciembre de 2017» y las nóminas son anteriores. En este sentido, Giner dijo: «El convenio se firmó el 12 de junio de 2017 y se aportan las nóminas de meses anteriores».

En esta línea, el portavoz de Cs criticó que el impacto económico al que Ribó alude para justificar el convenio «no repercute en la ciudad de Valencia». «Uno de los proyectos de actividades de Escola Valenciana es una cena, que se celebró en Gandia el pasado 18 de noviembre de 2017, y en la memoria dice que tuvo un impacto económico en la ciudad de Valencia de 2.000 euros», detalló Giner. «Además, algunas de las facturas justificativas del convenio provienen de empresas proveedoras de Escola Valenciana afincadas en otras ciudades», concluyó el portavoz municipal de Ciudadanos en el Ayuntamiento.

Fotos

Vídeos